¡No te pierdas nuestro contenido!

El iPad está lleno de sorpresas y funcionalidades para hacernos el día a día más sencillo. Hace varios meses os descubrimos la forma de utilizar AirPlay en dispositivos iOS aunque no fuesen compatibles. Hoy os mostramos a utilizar el iPad como monitor externo tanto en Mac como PC-Windows. Una solución muy útil para optimizar nuestro escritorio, disponible para todos los dispositivos iOS aunque, evidentemente, el iPad es el más adecuado gracias al tamaño de su pantalla.

iPad como monitor externo

Aplicaciones disponibles

En la actualidad existen varias aplicaciones para utilizar el iPad como monitor externo pero entre ellas hemos seleccionado las dos más importantes tanto por su calidad/precio como por la estabilidad y funciones añadidas que poseen:

AirDisplay para iOS

Air Display: Pese a su precio, que a simple vista puede parecer elevado, la mejor aplicación para utilizar el iPad como monitor externo. Y es que Avatron, la empresa desarrolladora ha creado un sistema para unir todo tipo de dispositivos (tanto Windows, Apple y Android) como monitor externo. Disponible para iPhone, iPod touch y iPad, Air Display podrá duplicar el escritorio o agregar una pantalla externa con una resolución máxima de 1024 x 768 píxeles (en el caso del iPad). La aplicación nos permitirá gestionar manualmente la pantalla, pudiendo utilizar nuestros dedos o un stylus para manejar las ventanas abiertas o las aplicaciones. Ideal para los diseñadores gráficos, pudiendo disponer de una superficie ideal para dibujar y editar sus trabajos. Además, Air Display incluye un algoritmo especial de compresión dinámica para que la conexión entre dispositivos sea lo más rápida posible. $9,99 | 8,99€

iDisplay para iOS

iDisplay: Prácticamente con todas las funciones de AirDisplay, está aplicación también permite que nuestro dispositivos iOS se comporte como un monitor externo. Lamentablemente no es compatible con tantos soportes como su homóloga pero podremos utilizarla tanto en PC-Windows como en Mac (incluyendo OS X Mountain Lion). Con iDisplay podremos conectar hasta 36 dispositivos a un único ordenador, es decir: tener hasta 36 monitores externos, aunque para ello necesitaremos una conexión Wi-Fi y un procesador acorde con las necesidades. Podremos cambiar facilmente la configuración de la pantalla, girando el dispositivos y la resolución se ajustará automáticamente. Además incluye dos resoluciones para dispositivos con/sin pantalla Retina. Ideal para realizar presentaciones ya que podremos trasladar a la imagen del monitor tan solo las aplicaciones que deseemos, dejando a un lado el resto. La desarrolladora SHAPE también ha puesto a la disposición de los usuarios una versión lite de la aplicación a un precio reducido. $4,99 | 4,49€

Paso a paso

Como iDisplay y AirDisplay son muy similares tanto en sus características como en proceso de instalación, hemos seleccionado este último para mostraros paso a paso cómo utilizar vuestro iPad como monitor externo.

Instalación

  1. Ya sea en Mac o PC-Windows tendremos que acceder al centro de descargas de Avatron. La web detectará automáticamente el soporte en el que nos encontremos.
  2. Comenzar la instalación paso a paso. Se necesitan privilegios de administración y una vez terminada, nos pedirá reiniciar por completo el ordenador.

Conexión

  1. Es importante que hayamos descargado Air Display en el iPad y después mantengamos activada la aplicación en todo momento.
  2. Conectar a la misma red Wi-Fi tanto el ordenador como el iPad. También es posible crear una red ad hoc específica para esta función.
  3. Hacer click en el icono de la barra de menús de Mac o la barra de herramientas de PC-Windows y detectar automáticamente los dispositivos disponibles para ser utilizados como pantalla.
  4. En caso de que este no los detecte, tendremos que elegir la opción Seleccionar otra e introducir la dirección 192.168.0.2

utilizar el iPad como monitor externoComo veis, un proceso muy sencillo para proporcionar tanto a los usuarios de PC-Windows como Mac de una forma de expandir sus escritorios. El iPad funcionará como un monitor externo, pudiendo duplicar el escritorio o crear un nuevo espacio.