Desde los primeros rumores del iPad mini, algunos usuarios, entre los que me encuentro, no estábamos totalmente convencidos de su utilidad. De la misma forma recordaréis que el propio Steve Jobs nunca creyó en esta idea. Sin embargo, el iPad mini que Apple ha presentado tiene razones suficientes para que los usuarios que nos mostrábamos excepticos, veamos ciertos sectores y ámbitos en los que encaje a la perfección. Tanto es así, que en algunos campos su utilización será preferible al iPad de 10" pulgadas, dos buenos ejemplos son la educación y la sanidad.

Movilidad

Si tuvieramos que resaltar una única y principal ventaja del iPad mini respecto a su hermano mayor sería la movilidad, su menor peso, grosor y tamaño lo hacen mucho más cómodo a la hora de transportarlo. Este aspecto es muy interesante en la educación, tanto en un ambiente universitario como en niveles inferiores, puesto que tendremos que estar cargando con él toda una mañana.

Grosor del iPad mini

Desde el punto de vista sanitario, además cabe resaltar otro detalle, y es que podemos sujetar el iPad mini con una mano, dejando libre la otra mano para otras funciones. Además, en la actualidad se utilizan ordenadores, por lo que las ventajas derivadas de su mayor movilidad frente a estos son muy a tener en cuenta.

Autonomía y conexión

El iPad mini tiene una autonomía aproximada de 10 horas de uso bajo Wi-Fi, esto cubre sobradamente el uso de diario, y es un apoyo para la batería de nuestro smartphone. Por otro lado, al contar con conexión Wi-Fi y móvil, podremos tener acceso a internet desde cualquier lugar del hospital o escuela.

Ecosistema

Este es uno de los pilares fundamentales que nos permiten exprimirlo en estos campos. De nada sirve su gran movilidad y autonomía si no tenemos aplicaciones que nos permitan sacar partido de él. En el caso del tablet de Apple, y como ventaja frente a la competencia, la App Store proporciona un ecosistema muy rico en aplicaciones.

iBooks

Hay decenas de grandes ejemplos en las secciones de Educación y Salud que le dan al iPad y al iPad mini un valor real. Además, en el ámbito de la educación, Apple tiene plataformas como iTunes U y iBooks Author para expandir el contenido y facilitar su consumo.

Accesorios

Otro apartado que puede sumar puntos al iPad mini son los accesorios. Si vamos a utilizarlo para tomar apuntes, un teclado bluetooth es una opción obligatoria, así como una funda para protegerlo a la hora de transportarlo. En el caso de la medicina, algunos fabricantes ya se han atrevido a lanzar algunas fundas específicas para el iPad de 10 pulgadas, que facilitan su transporte y agarre. Además, el mercado de accesorios está mucho más expandido en el iPad que en el resto de tablets.

Precio

El precio también juega un papel importante. La diferencia con su hermano mayor puede no justificar su compra por si sola, sin embargo, junto el resto de ventajas, su menor precio es un aliciente más. Si además tenemos en cuenta una compra de muchas unidades, como en el caso de un hospital para equipar a su personal, esta diferencia se acentúa considerablemente.

Conclusión

A pesar de que en un principio la utilidad real de un iPad mini frente a un iPad de 10 pulgadas no estaba clara, algunos aspectos del nuevo tablet, como el precio y sobretodo la mayor movilidad ofrecen una ventaja más que patente para sectores como la educación y la sanidad. Además, los chicos de Cupertino han sabido mantener algunas características cruciales del iPad, como su autonomía, rendimiento y conexión móvil. Todo esto sin olvidar un ecosistema muy rico y un mercado de accesorios que lo complementan.