Los amantes del baloncesto a los que le gustaría jugarlo en su dispositivo iOS, tienen una buena noticia, y una descarga casi obligatoria en la App Store. Hace un mes hablábamos de la llegada NBA 2K13. Ahora lo hemos probado a fondo.

NBA 2K13 llega para asentarse como el juego definitivo (al menos hasta que salga una versión actualizada con las plantillas del año que viene) para los jugones de iOS que practiquen o sean aficionados al baloncesto. Concretamente, para los seguidores de la NBA, que disfrutarán de todas las licencias que posee el juego. L.A. Lakers, Boston Celtics, Chicago Bulls, San Antonio Spurs... Y por supuesto, todas sus estrellas. Ginobili, Nowitzki, Howard o Steve Nash están incluidos -y fielmente representados- en el juego.

El primer obstáculo que tiene que superar un juego en iOS es el de los controles. Bien sabido es que una pantalla táctil no es un soporte óptimo para los juegos (salvo que esté muy bien adaptado o su mecánica esté pensada directamente para el iPad). Un juego de deportes en el que controlar un equipo demanda una solución inteligente, y 2K ha intentado darla... Y digo intentado, porque no le ha acabado de salir bien su control con un dedo, que
prometía ser algo intuitivo y natural, pero cuya difícil implementación no permite jugar de forma fluida. La alternativa, los controles táctiles clásicos, son satisfactorios, aunque -y no por culpa de 2K, ni únicamente en este juego- con las limitaciones de los botones táctiles frente a unos físicos.

El juego en sí presenta características interesantes: desde empezar rápidamente con un amistoso, hasta el habitual modo de temporada, que puede ser completa o parcial (puede llegar a los 82 partidos, sí). Un punto genial, sobre todo para los seguidores de la NBA, es que tiene otro modo con el que revivir partidos clásicos de la NBA para tratar de emular las estadísticas obtenidas. Por ejemplo, revivir los 63 puntos y las 6 asistencias de Jordan frente a los Celtics en abril del 86. Un detalle que seguro enamorará a quienes llevan más tiempo siguiendo el baloncesto americano.

El otro modo es ya algo imprescindible en cualquier juego que se precie y quiera hacer de valer: el modo multijugador. Tanto a nivel local con algún amigo gracias al Bluetooth, como con cualquier otra persona en el mundo, mediante Game Center. Lo que mas llama la atención del juego son sus maravillosos gráficos. Tanto de los jugadores, como de la cancha y el público, dan bastante realismo a un juego que no deja de estar en un dispositivo móvil (el iPad en mi caso, donde he jugado al NBA 2K13).

El punto negativo: los menús. Están colocados pésimamente, y acceder a algunas opciones o moverse por ellos es realmente tedioso. El funcionamiento en general del juego, mientras accedemos de un lugar a otro antes de meternos a jugar un partido, no es tan fluido como debería. Por lo demás, y una vez somos cinco contra cinco en la cancha, el juego gana enteros, y promete un buen número de horas de diversión.

Descarga: NBA 2K13. $ 7,99 | 6,99 €.