¡No te pierdas nuestro contenido!

Para mí al menos, desconocedor del proceso que siguen las baterías de nuestros dispositivos al cargarse, resulta bastante sorprenderte ver como llegan al 80% de forma tan rápida y tardan después tantísimo, si lo comparamos con lo anterior, en alcanzar el 100%. Los dispositivos iOS y iPods son un claro ejemplo, pero también ocurre en los ordenadores portátiles, que usan la misma tecnología de baterías de litio.

Sin embargo, esto podría cambiar en un futuro no muy lejano. Unas investigaciones de la Universidad de San Diego, California, desvelan que los tiempos de carga podrían ser dos veces más rápidos gracias al uso de nuevos súper algoritmos. Actualmente, las baterías permiten el flujo incesante de electricidad para su carga hasta que llegan a ese, más o menos fijado, 80%. A partir de ahí, y explicándolo a muy grandes rasgos, se calculan a través de software pequeñas cantidades de carga a permitir hasta que la batería se completa. Todo esto en base a la oposición mostrada, que es cada vez mayor.

Estos nuevos algoritmos cambiarán este sistema, maximizando el rendimiento a través de recortar el plazo de tiempo que se necesitará para tener las baterías totalmente cargadas. Estos súper algoritmos permitirán al dispositivo conocer en cada momento a qué nivel están los iones de litio, es decir, dónde están. Así, el flujo de carga será continuo hasta que los iones se encuentren copando el 100% de la batería, sin necesidad de recurrir a microcargas.

La tecnología no es de complicada implementación y, según sus creadores, esperan que llegue muy pronto a productos que los usuarios utilicen. Ojalá no tardemos en verla en los dispositivos de Apple, sería una estupenda forma de mejorar una de sus características más importantes.