La guerra no ha terminado. Hace menos de un mes y medio que uno de los litigios que enfrentaba a Apple y Samsung acabó. Como todos recordaréis la sentencia dictaminó, apoyándose en la afirmación de que la inmensa mayoría de patentes de Apple eran de completa validez y habían sido violadas por los coreanos, que Samsung tendría que indemnizar a Apple con un montante que asciende a los 1049 millones de dólares.

iPhone 5

Pero Apple, no satisfecha con esto, decidió abrir un nuevo campo de batalla. De nuevo acusa a Samsung de infringir, a través de más de 20 dispositivos incluidos el Galaxay Nexus y Galaxy SIII, un gran número de nuevas y diferentes patentes. Samsung, como respuesta, volvió a cargar contra algunas características de los diferentes modelos de iPhone, iPod touch e iPad. No queda todo ahí, ya que la principal competidora de Apple en el mercado móvil está intentando añadir a la demanda el último terminal de la empresa de la manzana, el iPhone 5.

Tal y como leen, el juez que instruye el caso, Paul Grewal, ha sido notificado de la petición para incluir al iPhone 5 como objeto de demanda por parte de Samsung. Apoyados en las mismas patentes que con los otros dispositivos, relacionadas con los estándares 3G y algunas funcionalidades específicas, desde Samsung no encuntran razón para no intentar seguir peleando en una guerra que Apple parece no querer dejar a medias.

Este nuevo caso está aún es su fase embrionaria, por lo que no parece que vaya a haber ningún tipo de problema a la hora de añadir al nuevo teléfono de Apple en la lista de dispositivos implicados. Aun así, tendremos que esperar a la vista del próximo día seis de noviembre para saber qué ocurre.