Durante los últimos meses, el rumor de la aparición de un nuevo modelo en la familia iPad no ha dejado de sucederse. El ya denominado por todos iPad Mini, será presentado casi con toda seguridad el próximo día 23 de octubre. Pero esta fecha podría ser también la elegida para la puesta en escena de una nueva horneada de Macs. Así, ya comentamos ayer la más que posible presentación del nuevo MacBook Pro Retina.

No todo queda ahí, ya que se especula con la aparición de un renovado Mac mini. Al parecer, el pequeño ordenador de sobremesa que lleva ya 454 días sin recibir ninguna actualización (cuando su media está en algo menos de un año), podría ser presentado también durante el evento del iPad mini.

El nuevo Mac mini llegaría en dos versiones distintas, como ya ocurre ahora, con diferentes configuraciones de capacidad y potencia a nivel de memoria RAM y procesador. Además, se espera que el modelo con las mejores prestaciones sea también el encargado de tener instalado por defecto la versión Server de OS X, lo que nos depararía tres equipos distintos entre los que elegir.

El actual Mac mini, si bien incorpora el puerto Thunderbolt, carece de conectores USB 3.0. Además, los chips que utilizan sus diferentes versiones no son de la última generación de Intel. Como apuesta personal me inclinaría hacia la inclusión de almacenaje SSD, que multiplicaría el rendimiento del equipo de forma considerable. Además, sería una nueva característica que podría traer consigo una disminución del ya pequeño equipo.

Habrá que esperar para ver qué nos depara la presentación del iPad de 7'85 pulgadas. Aun no se han enviado siquiera las invitaciones para el mismo, pero todo induce a pensar que podríamos ver un importante desembarco de nuevos ordenadores de Apple.