Mañana, 26 de octubre, Microsoft presenta su tablet, la Surface RT. Os presentamos una comparativa frente al iPad, al menos en cuanto a sus aspectos técnicos, a falta de poder probarla.

La tablet

Aunque la tablet puede crear confusión, estamos hablando de la Surface RT, que como ya he dicho en ALT1040, tiene una diferencia sustancial respecto al modelo superior (Surface con Windows 8): el sistema operativo. Como indica su nombre, cuenta con Windows RT, una versión aligerada de Windows 8 en la que contamos con la interfaz Metro y las aplicaciones de la Windows Store, pero no con aplicaciones de escritorio, ni con el procesador i5.

Por ello, es la tablet que puede medirse al iPad, al menos en una comparativa: ambas cuentan con un sistema operativo móvil y tienen precios muy similares como veremos a continuación. Microsoft Surface es la apuesta de los de Redmond para, objetivamente y en cuanto a ventas, destronar al que es el rey de las tablets desde que en enero de 2010 Steve Jobs presentara su primera versión.

Pantalla

El iPad tiene una pantalla IPS de 9'7 pulgadas con una resolución de 2048 x 1536 píxeles (264 ppp). Estas características le valieron críticas tremendamente positivas desde su implementación en el iPad de tercera generación. Su ratio es de 4:3, el que para mí es ideal en una tablet.

La pantalla del iPad es bastante superior a la del Surface, que aunque es más grande con 10'6 pulgadas, tiene una resolución de 1366 x 768 píxeles. El hecho de contar con tecnología Cleartype HD, enfocada a mejorar la legibilidad de textos, no le hace acercarse a la excelente pantalla de su competidor. La ratio del surface es de 16:9, la mejor para ver vídeos, pero que limita la superficie visual a la hora de navegar o usar aplicaciones.

Si nos vamos a los puntos táctiles de la pantalla, esta diferencia se acentúa, puesto que el iPad vuelve a ganar doblando la capacidad del Surface: diez puntos táctiles frente a cinco.

Procesador

El iPad cuenta con su propio procesador, el A6X de Apple dual-core, acompañado por una GPU quad-core, lo cual se traduce en unos gráficos más que destacables. El salto del iPad 2 al de tercera generación fue muy notable, tanto por los gráficos como por la pantalla Retina. La evolución en este nuevo modelo será más limitada, así y todo se lo pone muy complicado a la Surface. Por su parte, la Surface RT tiene un procesador quad-core NVIDIA Tegra 3, al que le acompañan 2 GB de RAM para tratar de evitar comparaciones con el iPad, y al que habrá que examinar todo su potencial para extraer conclusiones.

Tamaño y diseño

Los tamaños de ambas tablets, en posición horizontal, son los siguientes:

  • iPad: 24'1 cm ancho | 18'6 cm alto | 0'94 cm profundo
  • Surface: 27'5 cm ancho | 17'2 cm alto | 1'35 cm profundo

Unas medidas que concuerdan con sus proporciones de pantalla, puesto que en ambas tablets el tamaño del marco es similar. Gana el iPad en la profundidad de la tablet, con sus 9 milímetros frente a los 13 de su competidor, así como en el peso: 652 gramos, frente a los 903 del Surface.

El diseño del iPad me gusta sobre todo por su delgadez y sobriedad, apenas hay botones o conectores de entrada que rompan sus líneas: pantalla, marco, cámaras, botón home, botones de volumen, bloqueo, y silencio / rotación, y la manzana trasera. Muy poco más. Tan poco que nos será imposible apoyarlo sin la ayuda de una funda o algún otro dispositivo. Un punto fuerte es que Apple recubre la pantalla con una capa oleófuga para repeler huellas.

En cuanto al diseño de Surface, creo que Microsoft ha conseguido algo muy bueno, que a pesar de tener bastantes más conectores y espacios, y tener una parte trasera no uniforme como la del iPad, mantiene una estética preciosa. Me gusta mucho el Kickstand, ese soporte trasero integrable con la tablet que la mantiene erguida. Realmente pienso que el trabajo de Microsoft con el diseño de Surface ha barrido a la mediocre imagen de muchos años atrás. Además, el recubrimiento de magnesio de la Surface es una muestra de que no estamos ante una tablet del montón, sino que hay signos de superioridad objetiva.

Capacidad

Estas dos tablets ofrecen diferentes capacidades según rango de precios. El iPad parte de 16 GB, y tanto él como Surface ofrecen también hasta los 32 y 64. Aunque los precios serán uno de los puntos finales, ofrecer por el mismo el doble de capacidad, es un gran punto para Surface. Desde hace tiempo sostengo que las tablets punteras deben aumentar su capacidad inicial a los 32 GB, sobre todo desde la presentación de iBooks 2 al ver que cada libro ocupaba más de 1 GB.

Por otra parte, las aplicaciones adaptadas a la pantalla Retina del iPad llegaron a cuadriplicar en algunos casos el peso de éstas. Si a esto le añadimos que se nos invita a consumir contenidos desde nuestra tablet, entre música, películas, series, libros, aplicaciones, y juegos, los 16 GB se quedan muy cortos. Un buen movimiento de Microsoft es el de elevar respecto al iPad esta capacidad inicial. Y repito, el precio base es el mismo. Un salto de una capacidad a otra, a un fabricante le cuesta unos pocos dólares, aunque al final lo paguemos con cien más por cada aumento. Por si fuera capa, Surface tiene lector de tarjetas SDXC.

Cámara y batería

La cámara trasera me parece un buen añadido en una tablet, pero nunca orientaría mi compra. Algo que sí que podría determinarla es la cámara frontal, más importante dado que posibilita poder hacer videollamadas, o fotos eventuales en modo autorretrato, algo con más sentido en pantallas de unas diez pulgadas.

Ambas cuentan con las dos. Las frontales son muy similares, graban vídeo a 720p. Las traseras difieren, mientras que en la Surface es idéntica a la delantera, en el iPad es superior. Hace fotografías de 5 megapíxeles y graba vídeo HD a 1080p. Tiene añadidos como la detección facial o el enfoque con un toque. Aunque como he dicho, a título personal no es una cámara lo que busco en una tablet, sino que mis preferencias irían antes por otras muchas características.

Desafortunadamente, la autonomía de la batería de Surface sigue siendo una incógnita, lo único que sabemos de ella es que es de 31'5 vatios / hora. En cualquier caso, el listón a superar es alto, ya que el iPad tiene hasta 10 horas de autonomía con su batería de 42'5 vatios / hora. Además, su carga será más rápida con el nuevo cargador de 12W.

Aplicaciones

Aquí es donde Windows paga caro haber llegado tan tarde al mercado de las tablets. A pesar de que su tienda de aplicaciones es la que más tiene en el momento de su lanzamiento, le queda mucho camino para llegar a las 275.000 adaptadas a la pantalla del iPad. Los casi tres años de diferencia le pueden pesar como una losa por un buen tiempo más. También incluye iCloud, que más que un servicio de almacenamiento en la nube es un servicio de sincronización de archivos entre dispositivos y copias de seguridad.

De la misma forma, hay que resaltar el punto fuerte de Surface: incluye Office 2013 RT, la versión adaptada de la suite de ofimática más popular del mundo. En el iPad, iWork se vende con cada aplicación (Pages, Numbers, Keynote) por separado por $9'99 | 7,99 € cada una. Además, la Surface viene con Xbox Music integrado, y el servicio en la nube de SkyDrive.

Conectividad

El iPad ofrece WiFi o Wifi + 4G, y aparte se le pueden conectar únicamente cables de conexión mediante su conector Lightning. Apple ofrece adaptadores a micro-USB, o al conector de 30 pines, pero la conectividad de hardware es muy limitada. Sí puede emplearse como salida de vídeo, de imagen o de audio.

La Surface sólo tiene modelo WiFi, aunque sí tiene más conectores como USB 2.0, lector de tarjetas de memoria SDXC (alta capacidad), enlace de vídeo micro HD y salida de audio mini jack. Su gran valor añadido es el del conector USB, que permite un gran número de accesorios conectados directamente. Por ejemplo, se ha comentado estos días que las impresoras funcionarían con sólo conectarlas a este puerto. Aunque ambos cuentan con Bluetooth 4.0, el del iPad no funciona como sistema de intercambio de archivos.

La funda

Cuando en 2011 se presentó la Smart Cover junto al iPad 2, los comentarios fueron muy positivos en cuando a la innovación de Apple en un campo tan secundario como el de las fundas. Sobre todo porque pensó en un accesorio antes de la construcción del dispositivo (los famosos imanes internos).

Microsoft ahora toma esa idea y la mejora con sus fundas con teclado incorporado. Ha sacado dos modelos, uno en varios colores llamado Touch Cover, con 3 milímetros de espesor y hecho de poliuretano (teclado táctil), y otro llamado Type Cover, en color negro, que subiendo a los 5 milímetros de espesor está fabricado en plástico y tiene un feedback mucho mayor, la respuesta de las teclas es física.

Valoración

iPad y Surface no son dispositivos económicos, pero su calidad no les permite serlos. Ni por sus especificaciones, ni por su construcción, ni por sus detalles (como el del magnesio que mencionaba antes). No están hechos de plástico, ni tienen un diseño elemental. Son productos de calidad, que integran software y hardware. El iPad es para mí la mejor tablet del mercado, pero por fortuna la distancia respecto a los competidores es cada vez menor, como vino pasando con el iPhone desde 2007 en adelante. Android no me parece tan potente en tablets como en smartphones (aún), por lo que un nuevo actor de renombre como Microsoft se meta en esta batalla es una buena noticia para todos, puesto que la exigencia aumentará.

Apple, gracias a la filosofía de marca que mantiene desde hace muchos años, ha conseguido el ecosistema propio que tantos éxitos le ha dado. Microsoft emprende el mismo camino con Windows 8 y creaciones como Surface, quien a partir de hoy se enfrenta al juicio de los usuarios. Quienes disfrutamos de la tecnología tenemos una buena noticia, y es que han tomado un rumbo diferente al de años de productos mediocres e inestables.

En AppleWeblog: iPad de cuarta generación.
En Gizmologia: Microsoft Surface