¡No te pierdas nuestro contenido!

Una de las características que siempre centran la atención en la presentación de un nuevo smartphone es la calidad de la cámara. En el caso del iPhone 5, filtrado al 99 % antes de su lanzamiento, la cámara era uno de los aspectos sobre los que menos se sabía. Finalmente, no ha decepcionado, y lo cierto es que ya mismo podemos ver resultados impresionantes.

Especificaciones

Aunque en primera instancia podía parecer la misma que la del 4S viendo sus especificaciones en la keynote, sí que ha supuesto una mejora a pesar de la delgadez del iPhone 5 (7,6 mm). Y es que han sacrificado un aumento en la misma línea que los modelos anteriores a cambio de adelgazar también el grosor de la cámara. Se mantienen los ocho megapíxels (resolución de 3264x2448), la apertura focal se queda también en 2.4 (por 2.6 del Galaxy S III o 2.0 del Nokia Lumia 920). La velocidad de disparo es un 40 % más rápida que en el iPhone 4S, y tiene un modo dinámico para capturar fotografías en condiciones de baja luminosidad y detección facial de hasta diez caras.

Vídeo

Como su predecesor, el iPhone 5 graba vídeo a 1080p, aunque este modelo con un estabilizador de imagen mejorado. La característica más sorprendente (que no innovadora) es la posibilidad de hacer fotografías mientras graba vídeo, opción que está presente ya en casi cualquier Android de gama alta. Otra mejora a la hora de grabar vídeos, aunque no se note en la imagen, es que se ha añadido un tercer micrófono con el que silenciar los ruidos externos para que la calidad del sonido sea mayor.

Cámara frontal

La cámara iSight ha sido considerablemente mejorada. Ha pasado de tener resolución VGA a poder grabar vídeo a 720p. Las fotos que pueda hacer serán de baja calidad a pesar de ello, dado el escaso grosor de la lente, como sucedía con la cámara trasera del iPod Touch de cuarta generación. Sin embargo, ésta cuenta con su propio sensor retroiluminado para mejorar los resultados, así como detección facial.

Modo panorámico

En las horas previas a la keynote se especulaba con esta posibilidad, y ha terminado por darse. Y de qué manera. Como ya hacían algunas aplicaciones, esta vez Apple ha cogido las riendas y ha incorporado este modo a la cámara del iPhone 5 (también llegará al 4S). Gracias a él, podremos tomar impresionantes fotografías de 240º que llegarán a los 28 megapíxels, con la ayuda del giroscopio y el asistente en pantalla.

Los resultados

En la propia web de Apple podéis echar un ojo a fotos tomadas con el iPhone 5, y verlas a máxima resolución. Si la cámara del 4S ya nos sedujo, la profundidad de campo y el nivel de detalle del iPhone 5 son realmente impresionantes.

En definitiva, el iPhone 5 incorpora una cámara muy similar a la del iPhone 4S en cuanto a aspectos técnicos, pero con un mejor y más rápido procesado de las imágenes que permite resultados como los que podéis ver en la antes mencionada web de Apple. Su construcción, con cinco elementos y cristal de zafiro, se ha basado en aumentar la calidad a pesar de la reducción de 2 mm. del grosor del terminal.