¡No te pierdas nuestro contenido!

La actualidad, en cuanto a hardware de Apple se refiere, está totalmente centrada en el iPhone 5 y quizás un posible iPad mini. Pero no podemos olvidar la televisión de Apple. Las últimas noticias que tuvimos al respecto fueron que la empresa de Cupertino estaba inmersa en negociaciones con compañías de la industria, e incluso que ya estaba en producción. Sin embargo, el analista Andy Hargreaves apunta a la dirección contraria, tras un encuentro con Eddy Cue y Peter Oppenheimer y cree que no habrá televisión de Apple en un futuro cercano.

Las últimas declaraciones

Televisión de Apple

Centrándonos en las palabras de este analista tras su reunión, tenemos que recordar que Cue es el vicepresidente senior de software y servicios de internet, y Oppenheimer es el CFO de Apple. En la nota enviada a los clientes de Pacific Crest, Hargreaves comenta que la entrada de Apple en el mundo de las televisiones es muy poco probable a corto plazo.

Eddy Cue reiteró que Apple entraría en mercados en los que siente que puede crear grandes experiencias para los clientes y resolver problemas claves. Los principales problemas en el mercado de la televisión son la mala calidad de la interfaz de usuario y la agrupación forzada de contenidos de televisión de pago. Mientras que Apple podría casi con toda seguridad crear una mejor interfaz de usuario, el comentario del Sr. Cué sugirió que esto sería una solución insatisfactoria desde la perspectiva de Apple, a menos que pudiera presentar contenidos de una manera diferente del modelo de televisión multicanal de pago actual.
Desafortunadamente para Apple, como para los consumidores, la adquisición de derechos de emisión y el contenido de la televisión por cable fuera del modelo actual es prácticamente imposible, ya que es propiedad de un grupo relativamente pequeño de empresas que tienen poco interés en modelos alternativos por su contenido más valioso. Las diferencias en el contenido de difusión regional y la falta de escala internacional también crean obstáculos importantes que no parece posible cruzar en este punto.

Andy Hargreaves ha asegurado que estas declaraciones son sus análisis del encuentro, pero que no hay palabras oficiales de Apple sobre la salida de esta televisión. Sin embargo, sí que comenta varias claves y los principales problemas de esta andadura, que como todos suponíamos es la industria de contenidos audiovisuales. Además, en palabras del propio Eddy Cue, Apple no entrará en este mercado hasta no tener todo cerrado y preparado, no se conformarán con cualquier cosa.

El reto de los contenidos

Para ser algo esperanzadores, también tenemos que recordar que Apple y Steve Jobs fueron los únicos capaces de lograr acuerdos con la industria musical para lanzar el iPod, por lo que la empresa de la manzana goza de cierta confianza para estos complicados acuerdos. Por otro lado, siendo pesimistas, cuando esto se consiga para E.E.U.U. habrá que trasladar las negociaciones a otros países, algo que puede ser igual de difícil o más que conseguir los primeros acuerdos.

La entrada a un nuevo mercado, más incluso con las complicaciones de la industria audiovisual, requiere tiempo, y para atar todos los cabos hay que hacerlo despacito y con buena letra. La rumoreada televisión de Apple no será simplemente hardware, tiene que ser un golpe de efecto como lo fueron el iPhone y el iPad, y para eso necesitan un paquete completo de hardware de gama alta más servicios que completen la apuesta revolucionaria, tal y como fueron el iPhone y el iPad.

Personalmente creo que Apple está centrada ahora mismo en el iPhone 5, y quizás en un iPad mini, delegando la televisión a un proceso más largo. Lo que yo esperaría es que en Cupertino estuvieran ahora mismo revolucionando como solo ellos saben el hardware y el software de la posible televisión, mientras en Hollywood están llegando a los acuerdos necesarios para redondear el producto final.