¿Cuánto hemos ahorrado para adquirir nuestro preciado Macbook Pro? Seguramente habrá costado mucho esfuerzo, trabajo y tesón reunir el dinero como para que en un descuido uno de nuestros bienes más preciados sufra daños. Entonces, ¿como lo protejo en el día a día? No podemos tenerlo guardado en una caja para siempre y para ello, la empresa californiana Incase presentó hace un par de meses una funda rígida diseñada para ser la segunda piel de nuestros dispositivos. Sencilla, ligera, con un diseño elegante, encaja a la perfección con toda la gama de Macbook Pro. En AppleWeblog te mostramos en detalle como hacer frente a los golpes y rozaduras con la funda rígida Incase.

Diseño

Como ya hemos dicho, se trata de una segunda piel. Totalmente adaptada al diseño del dispositivo, está fabricada en plástico rígido de un par de milímetros de grosor. A simple vista, puede parecer frágil, pero al utilizarla vemos que posee cierto toque de elasticidad que permite soportar mejor los impactos distribuyendo la fuerza. Está dividida en dos piezas: la parte superior que se engancha sobre la pantalla y la inferior, que cubre tanto la solapa de abajo del portátil y las esquinas, hasta tocar la parte superior al cerrar el portátil.

El plastico se encuentra pulido hasta conseguir un toque poroso que favorece la sujeción cuando transportamos el portátil. Puede confundirse con una capa de pintura con base de goma, pero no es así. Es muy agradable al tacto y el pulido consigue eliminar los brillos que producen otro tipo de fundas de peor calidad y construcción. En cuanto a los colores, podemos encontrar una amplia gama de ellos como negro, gris, blanco, rojo, rosa, morado y azul cyan.

Características

Lo bueno de este tipo de carcasas, es que no se separan de nuestro dispositivo en ningún momento. Muy útiles para la gente que anda con su portátil de un lado para otro sin preocuparse de tener que ir metiéndolo en un maletín o funda de tela. Tan solo con cerrar el portátil ya tendremos una protección más o menos fiable, contra golpes leves y la suciedad. Además, como ya hemos mencionado, el acabado poroso confiere una mayor sujeción durante los traslados.

Cuenta con pequeños orificios en la parte inferior de la funda para favorecer la "transpiración" del equipo dejando pasar de mejor forma el calor. Pese a todo, si solemos realizar muchos trabajos de edición de vídeos u otro tipo de actividad que lleven al equipo a altas temperaturas, es mejor que quitemos la funda inferior ya que, quieras o no, siempre hará que el calor tarde más en irse que sin funda.

Además, cuenta con cuatro ventosas de goma sobre cada una de las esquinas para que el equipo se mantenga en la posición que queramos sea cual sea la superficie. Ideales cuando tenemos que apoyar nuestro Macbook Pro sobre superficies de cristal o plástico que comprometen la estabilidad del equipo.

Veredicto

9/10

Un producto sencillo, a un precio asequible y que cumple a la perfección con su función. Como pequeña pega, podemos decir que una vez puesta la funda, es extremadamente difícil de quitar y además, con su uso podemos poner en peligro el botón de control de batería que encontramos en la parte izquierda del Macbook Pro. La funda incluye un pequeño botón que tiende a incrustarse en el botón de serie del portátil de Apple lo que hace que sea imposible pulsar el botón con los dedos si deseamos quitar la funda.

Comprar: Funda Incase rígida para Macbook Pro $ 49,95 | 40 (aprox.) €

Galería­ de imágenes