Soy un fiel usuario de portátiles de Apple desde los noventas. La primera fue una PowerBook G3 WallStreet II, época desde la cual han sido las diferentes versiones de la línea profesional de portátiles de Apple mi elección como máquina principal para trabajar.

Antes llamadas PowerBooks y ahora MacBook Pro, son portátiles que generalmente marcan el estándar al que toda la competencia apunta llegar. Desde las pantallas widescreen introducidas en la PowerBook G4, el uso de materiales como titanio o aluminio, hasta el esfuerzo constante por hacerlas cada vez más ligeras y más delgadas.

Con la renovación y subsecuente éxito de las MacBook Air actuales, muchos esperábamos y considerábamos que era una cuestión de tiempo para que Apple fabricara una MacBook Pro de 15 pulgadas con características similares, sobre todo en peso y delgadez.

Pero Apple, como siempre, nos sorprende y más de la cuenta. No me refiero a lo tremendamente rápida que es, o al hecho que le quitaron peso, que la hicieron sumamente delgada, o que lograron producir esa pantalla retina, que incluye 8GB de RAM en su configuración básica o que tiene disco SSD por default. Me refiero al hecho que lograron meter todo eso… y más, en un solo dispositivo. Eso es la nueva MacBook Pro Retina de 15 pulgadas.

Desempeño

Acerca de...

La unidad de reseña enviada por Apple incluye un procesador i7 a 2,6GHz con 8GB de RAM. ¿Rápida? Es tremendamente veloz. Algunos ejemplos prácticos del "mundo real" para explicar lo verdaderamente rápida que es:

  • Mientras escribo esta reseña he apagado la portátil y la he vuelto a encender. Han pasado 18 segundos desde que apreté el botón de encendido hasta que se han abierto todas las aplicaciones y puedo seguir escribiendo. Debido a que Mac OS X Lion "restaura" el estado del escritorio tal cual lo dejaste antes de apagarla, todas las ventanas que tenía abiertas aparecieron exactamente igual que como las dejé al apagarla. Apenas 18 segundos, impresiona.

  • Aunque no está optimizado para pantalla retina, he instalado World of Warcraft, lo he puesto a la resolución máxima (2880x1800) y he puesto los efectos gráficos en Ultra. ¿El resultado? 30 cuadros por segundo sin problemas en Stormwind lleno de personas en un servidor muy concurrido (jugadores de WoW me entenderán) y entre 45 y 60 cuadros por segundo en otras zonas. Sorprende especialmente a esa resolución el tener la vista máxima de los objetos.

Esto es gracias a que la MacBook Pro tiene una combinación de:

  1. Procesador muy rápido (los i7 tienen cuatro nucleos),
  2. Dos tarjetas gráficas bastante poderosas (la integrada, inclusive) pero sobre todo esa NVIDIA GeForce GT 650M que es capaz de empujar tantos pixeles en la pantalla que impresiona.
  3. Un disco duro SSD que solía ser el cuello de botella en el desempeño de cualquier máquina. Abrir archivos es extremadamente más rápido y en parte responsable que el sistema arranque y responda tan rápido.

Para profesionales de video o fotografía la MacBook Pro viene muy bien porque con tanto hardware es posible editar video 1080p sin comprimir, en tiempo real. De hecho es posible tener 3 streams sin compresión de video en 1080p, al mismo tiempo, en la pantalla de edición de Final Cut Pro.

Pantalla Retina

Una gran sorpresa (aunque muchos comentan que era una actualización obvia, no tan obvia para mi) es la inclusión de una pantalla retina. Para los que no están enterados de la terminología marketera de Apple: toda pantalla que a simple vista es difícil de diferenciar entre pixeles individuales se le da el calificativo de Retina. Los dispositivos de la marca que lo tienen son, junto a sus tamaños diagonales y respectivos pixeles por pulgada son:

  • iPhone 4 y 4S: 3,5 pulgadas a 326 pixeles por pulgada
  • iPad (Tercera generación): 9,7 pulgadas a 264 pixeles por pulgada
  • MacBook Pro Retina Display 2012: 15,4 pulgadas a 264 pixeles por pulagada

Retina vs HDTV

En total, la pantalla de la MacBook Pro nueva tiene unos 5 millones de pixeles. Además Apple ha quitado el cristal que cubre la pantalla reduciendo en un 75% el reflejo y haciendo que se sienta todo lo que aparece en la pantalla más cerca. También se incluye la tecnología IPS por lo que los colores no cambian independientemente del ángulo en que se ve la pantalla.

A efectos prácticos, y en el uso del día a día, una pantalla con más pixeles da una mejor experiencia de uso de la misma forma en que un sistema de sonido de más calidad te permite escuchar mejor la música. Las tipografías parecen impresas, las fotografías de alta resolución parecen pintadas sobre la pantalla y las aplicaciones que se han optimizado para esta pantalla aprovechan mucho mejor el espacio.

Retina Display

Además Apple ha optado por la misma estrategia que siguen en el iPad: no es acerca de la resolución, es acerca de la densidad de pixeles. Una pantalla de 15 pulgadas a 2880x1800 hace que casi todo lo que se ve "normal" en otros monitores, se vea pequeñisimo en esto. Para solventarlo, Apple ha optimizado el sistema operativo y algunas de sus aplicaciones para que todo se vea normal, duplicando pixeles. Entonces, aunque hay muchísima más densidad, haciendo que cada elemento de la interfaz gráfica se vea más real, los tamaños se mantienen similares a los de la resolución de las generaciones anteriores de la MacBook Pro (1440x900).

Pero el sistema es lo suficientemente inteligente para mostrar las fotos a la resolución normal, aprovechando mucho más cada pixel y el espacio en pantalla. Ejemplo:

Si editas una foto en Aperture, cada elemento aparece a un tamaño perfectamente legible, pero las fotos aparecen en resolución original, aprovechando cada pixel de la pantalla. Lo mismo sucede con aplicaciones de edición de video. Es tal la densidad que se puede ver un video 1080p a resolución real en la ventana de vista previa.

Al igual que sucedió con el iPhone 4 o el iPad de tercera generación, a medida que pasa el tiempo, los desarrolladores adaptan sus aplicaciones para funcionar con esa resolución tan grande. Pero hay casos que, aún optimizando gráficos e interfaces, la pantalla retina es "demasiado" para el uso en el mundo real.

Configuración pantalla Retina

Esto se hace especialmente obvio cuando navegas por la web, aún cuando Safari esté optimizado para la pantalla retina y muestre el texto de formas maravillosas, las imágenes de la gran mayoría de las páginas web fue exportado en "calidad web", es decir, a 72 puntos por pulgada. Safari tiene que "escalar" las imágenes y por lo tanto se ven bastante feas. El problema ya existe en el iPad, pero a 10 pulgadas es más difícil de notarlo que a 15.

Tamaño y peso

Una de las características que más me hacía falta con las MacBook Pro era el cambiar el diseño exterior para que sean más ligeras y más delgadas. Una tendencia a la que Apple le ha puesto muchísima atención con sus dispositivos móviles basados en iOS (iPad, iPhone, iPod touch) y con recientes portátiles (las MacBook Air) sin perder poder de procesamiento.

Por muy bonitas que son las MacBook Pro, comparado a otros dispositivos de la misma marca, se sentían demasiado pesados y con la MacBook Pro Retina, Apple lo ha solucionado bastante bien.

La nueva MacBook Pro mide apenas 1,8 centímetros de alto y pesa 2,02 kilogramos. En comparación con la MacBook Air de 13 pulgadas (1,7 centímetros de alto y 1,35 kilogramos de peso) es apenas un milímetro más gruesa y apenas 700 gramos más pesada, sin perder horas de batería y siendo muchísimo más rápida que su antecesora.

En comparación con la MacBook Pro de generación anterior, la nueva es medio kilo más liviana y vaya que se siente en el día a día cargando el portátil en una mochila. La espalda realmente lo agradece.

Batería

Apple asegura que la MacBook Pro Retina tiene una batería que aguanta hasta 7 horas. Esto es en tareas como editar un archivo de texto o navegar la web con el brillo de la pantalla al 50%. En el mundo real, esas 7 horas se acercan a 4. Hay una mejora inmensa en el desempeño de la pantalla porque darle energía a tantos pixeles es una tarea titánica, pero para el usuario normal 4 horas deja de ser suficiente sobre todo si lo comparamos a las 11 y hasta 12 horas que llega a dar un iPad.

Por otro lado hay un problema de software con muchas aplicaciones que recurren al uso de la tarjeta gráfica destinada a tareas complicadas (recordemos que la MacBook Pro tiene dos tarjetas gráficas), reduciendo aún más el tiempo de vida de la batería. Skype que puede funcionar perfectamente con la tarjeta gráfica integrada, pero recurre a la otra tarjeta, mucho más poderosa, apenas se abre. Lo mismo pasa con aplicaciones aún más simples como Transmit o el navegador Chrome, independientemente del número de pestañas abiertas.

Hay un software llamado GfxCardStatus que te permite saber cuál de las dos tarjetas gráficas está siendo usada y hacer el cambio manual, bastante necesario a la hora de extender lo más posible la vida de la batería. Tanto de esta MacBook Pro como cualquier otra que tenga esta modalidad de gráficos.

Creo que las baterías es una tarea pendiente entre los fabricantes de portátiles, no solo Apple. Creo que una máquina con tantas ventajas, con tantas cosas sorprendentes se queda bastante corta con el tema de la batería. Hay innovación en tantos aspectos de la tecnología pero no el suficiente en la autonomía. Me encantaría ver a Apple cambiando el juego tanto como lo hizo con las pantallas retina.

La imposibilidad de actualizarla

MacBook Pro Retina 10

Una de las mayores críticas recibidas ha sido la imposibilidad de actualizar partes, ya sea agregarle más RAM, cambiar la unidad de almacenamiento o la batería.

¿Es un problema? eso depende mucho de el tipo de actividades que hagas, cuánto estás dispuesto a invertir en tu herramienta de trabajo y entender que la tecnología está avanzando de una forma distinta.

Hace unos años, la necesidad de actualizar RAM o disco duro llegaba a los 6 o 7 meses de uso. Esto está cambiando. Yo he trabajado con 4GB de RAM durante casi cuatro años y me ha costado encontrarle la necesidad de más. Apple incluye 8GB de RAM que creo que será suficiente de aquí a un buen tiempo. Pero estoy seguro que hay millones de personas que usan software profesional que necesitan mucha memoria y por eso hay la opción de comprarla con 16GB.

Por otro lado, en cuanto a almacenamiento, la popularización de discos externos ha mitigado la necesidad de tener un disco de muchísimo espacio en el portátil. La MacBook Pro incluye dos puertos USB3 que hacen la transferencia muy pero muy rápida. Y para profesionales la opción de usar puertos Thunderbolt, que con discos externos funciona impresionantemente bien, tanto que el trabajar con archivos muy grandes no implica el mismo problema que antes con discos Firewire.

Conclusiones

9/10

La MacBook Pro Retinaes claramente la mejor portátil fabricada en lo que va de 2012 (y sospecho que eso no cambiará en todo el año) y es, por mucho, la mejor portátil jamás hecha por Apple. Marcará el estándar de lo que una laptop profesional debe ser.

Notarán que no he tocado aspectos más técnicos como la cantidad de puertos, el hecho que incluye salida HDMI (¡bien!) o que ya no tiene un puerto Ethernet (¡mal!). Son detalles que, aunque importantes, dejan de modificar relamente la experiencia de uso general. ¿Necesitas más puertos? Siempre se puede comprar un concentrador. ¿HDMI incluído? Me encanta, pero ya tenía yo un adaptador que conseguí por menos de 15 dólares.

Creo que el verdadero valor del portátil está en, siendo más rápida y ofreciendo una pantalla de altísima calidad en mucho menos peso, lograr que trabajemos mejor. Y eso es sumamente importante.

Extraño que Apple haga mayor innovación en el campo de la autonomía por medio de baterías que duren muchísimo más. Será una cuestión de tiempo y espero que nos sorprendan en un futuro.