¡No te pierdas nuestro contenido!

Ni bien Tim Cook subió al escenario, se acallaron todos los rumores y entramos en el terreno de la realidad. Aquí está la tercera generación de tablets del iPad, el producto que junto con el iPhone, inauguraron la era Post PC, a pedido de Steve Jobs, e hicieron de Apple la compañía más poderosa del mundo.

¿Cómo se llamará el dispositivo estrella? Tan solo iPad. Una nomenclatura que dejó helados a todos (ni 2g, ni 3, ni HD)... Algo me dice que la gente adoptará para el nuevo iPad, coloquialmente, el título de iPad 3, ya que buscaron una nominación demasiado "general", por ser benévolos en el calificativo. En otro post nos dedicaremos a abordar este cambio en la política de los "nombres".

A nadie le cabe alguna duda de que este producto también será un éxito. ¿Por qué? Porque el nicho de mercado ya está abierto (¿recuerdan que cuando salió el iPad 1 algunos medios se preguntaban para qué una especie de iPhone gigante?), porque la Manzana lidera sin transpirar el rubro de las tabletas, y porque las mejoras de la tercera tablet la ubican en lo más avanzado del mercado... al mismo precio que su antecesor.

¿Características nuevas? Muchas:

  • El nuevo iPad graba video a 1080p. Una gran sorpresa. Recordemos que la gran crítica que le hicieron al iPad 2 era su baja calidad de fotos y videos.

  • Nueva cámara iSight, de 5 megapixeles con el mismo lente del iPhone 4S.

  • Tendrá un chip llamado A5X. Con 4 nucleos para gráficos. Es 4 veces más rápido que el NVIDIA Tegra 3.

  • Retina Display: ¡264 pixeles por pulgada! Resolución del nuevo iPad: 2048x1536. Es decir, 3,1 millones de pixeles. Más pixeles que una TV HD, lo que es mucho decir. Esta característica es la más promocionada desde la empresa, ya en Apple.com, que se actualizó hace minutos, puede leerse el slogan "Resolutionary".

  • Conectividad: LTE para el nuevo iPad, hasta 73 megas por segundo. Además soporta HSPA+, DC-HSDPA.

  • Siri, no. Nada de Siri en el nuevo iPad, aunque oficialmente anunciaron dictado para el tablet. Cook recalcó la importancia que tiene la asistente de voz para el futuro de Apple. Como si alguien lo dudase... Y entonces por qué dejar afuera a la nueva incorporación de la familia. Mmmmm, ¿será la carta a jugar en el new new iPad del año que viene?

  • 9,4 milímetros de ancho y 1,4 libras de peso. Un tanto más que el iPad 2. Punto abajo.

  • Batería: el nuevo iPad logra ofrecer 10 horas de autonomía, aún con todas esas características nuevas. Si estás en LTE, 9 horas. Sorprende, y seguirá siendo su gran fortaleza.

  • Desde el 16 de marzo estará disponible en Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Francia, Alemania, Suiza, Japón, Hong Kong, Singapur y Australia. Y desde el 23 de marzo en México y España. Mientras tanto el precio será el mismo que el que tenía el iPad 2 hasta hoy, que es el siguiente:

US$499; US$599; y US$699 para la versión WiFi
US$629; US$729; y US$829 para la versión con LTE

Por supuesto, el iPad 2 sigue a la venta, a un valor 100 dólares menos. Imbatible para la competencia.

En México y España el nuevo iPad se venderá a partir del 23 de marzo.

Capacidades que sorprenden

El resultado de la combinación de todas estas características ofrece un gadget más poderoso, en cuanto a resolución de pantalla y memoria, que consolas como PlayStation 3 y XBox 360. Durante la keynote se presentaron juegos y aplicaciones que demostraron los alcances de la tablet estrella de Apple. Como por ejemplo el sorprendente Dungeon, que dejó a todo el auditorio anonadado con su despliegue gráfico.

Hay más novedades respecto al software de la tableta: se anunció iPhoto para iPad, con un gran potencial asociado con iCloud. Es capaz de permitir edición con multitacto, efectos profesionales, pinceles, y algo nuevo llamado “photo beaming” que es para enviar fotos a otras personas. También incluye Photo Journal, que es una forma de contar historias con fotografías usando la nube.

Se actualiza además toda la familia de soft de la casa: iMovie incluye la creación de trailers, como la versión para Mac. Garage Band permite sincronizar varios iPads para tocar una canción (y grabarla) en conjunto (suena muy atractivo). También acoge nuevas versiones de Pages, Keynote y Numbers, para tomar ventaja de la nueva pantalla. El costo se mantiene a 4,99 dólares y si la compraste antes, la actualización es gratuita.

Una rápida conclusión. Cuesta encontrarle un talón de Aquiles a este equipo. Es decir, no han fallado con las lentes, no han escatimado procesador gráfico, no han cercenado ninguna característica de las tablets de la competencia. Da la sensación que van a por todo. Como si Apple no fuese líder del mercado y se ubicase en una carrera que tiene que ganar, a todo o nada. Ni siquiera el precio parece injusto. ¿Cuál es la peor crítica que le puedo hacer a priori a este New iPad? Que dejará muy atrás a la competencia, y eso no es bueno para ningún mercado. O lo que es lo mismo: la única observación que le puedo hacer hoy por hoy al nuevo iPad es que es demasiado bueno.

Ahora bien, ¿vale la pena actualizar el tablet? Si tienes un iPad 1 y quieres renovar, ¡es el momento! Para aquellos que tienen el iPad 2, la pregunta es más difícil de contestar. ¿Qué podrían hacer con el nuevo iPad que no con el iPad 2? Por ahora, sólo disfrutar de mejores fotos y altísima calidad de imagen en pantalla. La mejor conectividad y el creciente desempeño del procesador gráfico es un tema que seguramente pesará más adelante... ¿Estas características valen la inversión? Dependerá del usuario.

E insisto: el nuevo iPad es muy bueno. Pero recordemos que el iPad 2 también. Es más, al parecer Apple no dejó fuera al iPad 1 en la actualización de su software iWork, por lo que la primera generación de tabletas está lejos de quedar obsoleta.

Historia: una idea que nació de... Microsoft

Todos aquellos que hayan leído el libro "Steve Jobs" de Walter Isaacson sabrán que quien empujó al CEO más obsesivo del mundo a crear una tablet propia fue... un empleado de Microsoft. La leyenda cuenta que el cofundador de Apple Inc. asistió a una fiesta con los popes de la industria, en la que también coincidió un ingeniero de la casa de Windows. Este mando medio de Redmont presumía de "un gran logro" de la empresa de Bill Gates: estaban trabajando en una tablet que "revolucionaría el mercado" (¿sería la malograda Courier?). Y que contaba con un puntero. Todos sabemos como odiaba Steven Jobs los stylus y similares. "La mejor herramienta que tenemos son nuestros dedos, ¡para qué un puntero!", repetía el hombre que más se extrañó en la tarde de hoy.

A los pocos días, Jobs puso a sus diseñadores e ingenieros a trabajar en una tablet tal como él la había soñado. Minimalista, simple, ¡y sin ningún tipo de mediación entre la mano humana y la pantalla! El resto es historia conocida. La tecnología multi-touch de ese proyecto fue utilizada primero en el iPhone, y la carpeta con los logros de la tableta fue "cajoneada" algunos años, hasta que el 27 de enero de 2010 el propio CEO de Apple presentó la primera generación del iPad.

No fue recibida con el calor y los vítores que obtuvieron en su momento el iPod y el iPhone. Recordemos que para muchos estadounidenses, la primera acepción de la palabra pad es "toalla higiénica". La burla iTampon copó varios programas cómicos estadounidense, para tristeza del cofundador de Apple.

De hecho, el propio Jobs comentaba que los méritos del flamante dispositivo de Apple no eran tan fáciles de simplificar como había sucedido con los productos anteriores. Sin embargo el éxito llegó ni bien se acallaron las primeras críticas (las crónicas ponían el acento en que no tenía conexión USB, la ausencia de soporte para Flash, e incluso, medios como CNET veían mejor parados a los netbooks, por su teclado y sus cámaras, ante las batallas de ventas que vendrían en el futuro. Grueso error).

Apple presentó la segunda versión del iPad, llamada iPad 2, el 2 de marzo de 2011 en Yerba Buena Center, California. Para entonces, la empresa de Cupertino ya lideraba en el rubro de los tablets. En esta oportunidad las críticas fueron positivas. Los esfuerzos de la empresa estadounidense fueron dirigidos en contradecir otra idea instalada en los medios: el iPad era muy bueno para consumir contenidos pero no para crearlos.

El iPad 2 podía darse el gusto de competir cara a cara incluso con la PC, ya dotado con programas como Pages, Garage Band, iMovie y miles de aplicaciones creadas por desarrolladores independientes.

Hoy, el lanzamiento del tercer iPad no hace más que confirmar que la era Post-PC llegó para quedarse. Mientras, Steve Jobs sonríe desde iCloud.