Tim Cook

Apple ha confirmado hoy en rueda de prensa un dividendo extra de $2,65 por acción, lo que supone que destinarán más de 45.000 millones de dólares de sus reservas de efectivo a pagar un extra a sus accionariado. Este pago se llevará a cabo a lo largo del último cuarto de su año fiscal en 2012 y que dará comienzo el 1 de julio.

Además, el comité de dirección ha autorizado un total de 45.000 millones de dólares para la compra de acciones, en un programa que dará comienzo en el año fiscal de 2013, comenzando el 30 de septiembre de 2012. El programa de recompra de acciones está pensado para ser ejecturado durante los próximos 3 años, con el principal objetivo de neutralizar el impacto de la dilución de un futuro programa de beneficio de empleados y programa de compra de acciones por parte de sus trabajadores.

Tim Cook también ha confirmado que han usado el dinero para hacer grandes inversiones en su negocio, a través de un incremento de la investigación y desarrollo, adquisiciones, nuevas aperturas de tiendas, estrategias de pagos en su cadena de producción, y construcción de nueva infraestructura.

El CEO de Apple también ha confirmado que incluso con esas inversiones, el consejo de dirección ha podido mantener una batalla de ajedrez para conseguir oportunidades estratégicas y, actualmente, tienen mucho dinero para continuar con sus negocios, por lo que han pensado en impulsar un nuevo programa de dividendos y re-compra de acciones.

Finalmente, el CFO Peter Oppenheimer ha confirmado que están tremendamente conformes con estos anuncios, ya que confirma el buen estado de salud de Apple y le convierten en la empresa que ha pagado un mayor dividendo en la historia de EEUU, además, ven futuras oportunidades que aprovecharán para seguir con la senda del crecimiento.