¡No te pierdas nuestro contenido!


Aunque existen aplicaciones en la App Store que nos permiten crear tonos de llamada para el teléfono de Apple, estas no suelen ofrecer muchas opciones, además de la dificultad añadida de trabajar con una pantalla pequeña.

Hay varios sistemas con los que podemos crear un tono personalizado en segundos. Vamos a ver tres de ellos:

Audiko

Esta es, sin duda, la forma más sencilla de obtener tonos de llamada personalizados. Tan sólo tenemos que acceder al acceder a la web y subir el archivo con la canción, una vez nos hayamos registrado.

Al terminar de cargar el tema, podemos seleccionar el trozo que compondrá el tono de llamada y obtenerlo en pocos segundos. También tienen un directorio de canciones muy interesante con tonos ya listos para descargar gratuitamente.

Un consejo: cuidado con la nueva característica de envío directo del tono al móvil, ya que es de pago. Si evitamos esta opción, el tono seguirá estando disponible para descarga gratuita en la pestaña “My Ringtones”. Una vez descargado, lo abrimos con iTunes y listo.

Enlace: Audiko

GarageBand

La aplicación de edición musical Apple nos ofrece bastantes más opciones para personalizar un tono. Para crear un tono personalizado:

  1. Desplegamos la barra lateral para acceder a la librería musical ya arrastramos la canción a la ventana central donde están las pistas de audio.
  2. Ajustamos la duración hasta un máximo de 40 segundos. En este paso podemos editar el archivo: ajustar volumen, cortar, pegar, etc.
  3. Una vez terminada la fase de “retoques”, vamos a Compartir/Enviar tono a iTunes.

Una vez hecho esto, ya tendremos nuestro nuevo tono disponible en iTunes.

iTunes

Otra forma de obtener un tono personalizado es mediante la conversión de iTunes al formato AAC.

  1. En iTunes vamos a General/Preferencias/Preferencias de importación.
  2. Elegimos el formato AAC en el primer despegable y pulsamos sobre aceptar.
  3. Volvemos a la librería y seleccionamos la canción que nos servirá de base para el tono.
  4. Con el botón derecho sobre ella, pulsamos en “Obtener información”.
  5. Marcamos el minuto y segundo exactos de la canción en el que queremos que empiece y acabe el tono.
  6. De nuevo en la ventana de la librería, pulsamos con el botón derecho sobre la canción y seleccionamos “Convertir selección a AAC”.
  7. El paso anterior nos creará una nueva canción. La arrastramos desde la ventana de iTunes al escritorio y allí le cambiamos la extensión de .m4a a .m4r.
  8. Añadimos el nuevo archivo a iTunes, que se mostrará en el listado de tonos.

Aunque puede parecer algo tedioso, este proceso se hace de forma rápida una vez lo has hecho un par de veces.