¡No te pierdas nuestro contenido!

Un interesante concepto llegado hoy a la red aborda dos de los rumores que han sido constantes sobre la siguiente generación del iPhone. Por un lado se ha oído que el iPhone 5 podría ganar más pantalla, por otro que podría perder el botón de inicio. ¿Cómo quedarían estos dos cambios en el smartphone de la manzana? El diseñador Kris Groen ha planteado una propuesta que podemos ver en el vídeo de más abajo.

Como se puede observar este artista imagina un iPhone algo más cuadrado que el modelo actual para acomodar una pantalla de 4 pulgadas. Hace tiempo que se menciona esta posibilidad, que tiene sus detractores en base a aquella imagen que mostraba la dificultad en llegar con una sola mano a todas las partes de una pantalla de ese tamaño. ¿3'5, 3'7 o 4 pulgadas? ¿Con qué nos sorprenderán los de Cupertino?

Más original es la solución que Groen propone para el botón de inicio. Habíamos mencionado que Apple podría cambiar a un botón capacitivo ¿no es así? ¿Y si la empresa optase por quitarlo del todo? El diseñador imagina dos botones táctiles en los laterales, uno a cada lado, que sustituyan al botón de inicio y que multipliquen las posibilidades de interactuación con el dispositivo.

La idea no parece mala a simple vista, pues posibilita varias mejoras. Por un lado el toque en uno u otro botón permitiría desplazarnos por las pantallas, incluso por las aplicaciones abiertas, tocar en ambos a la vez recobraría la función original del actual. Por otra parte la supresión del botón físico tradicional dejaría sitio para la colocación en su lugar del micrófono el cual a su vez dejaría su zona a otro altavoz más, por lo que este iPhone 5 imaginado sería un terminal con altavoces estéreo.

Por supuesto que el diseño también tiene sus puntos negativos, no puedo imaginar la de veces que se tocaría sin querer alguno de los dos botones. ¿A vosotros qué os parece? ¿Creéis que Apple podría optar por esta solución?