Ayer mismo os contamos que iOS 5.1 había sido enviado a los desarrolladores para que que probasen la versión en beta. Al poco se supo de los secretos que escondía su código, varios dispositivos como el iPhone 5 o el iPad 3 aparecían nombrados dentro de sus líneas. ¿Pero qué pasa con las novedades? ¿Trae alguna mejora esta puesta al día?

Al parece sí, por lo menos algunos usuarios, como uno de nuestros lectores, han informado que la batería de su iPhone ha mejorado tras instalar esta beta, en otros casos se menciona que no, de modo que concluimos que el asunto sigue investigándose y no dice mucho de los ingenieros de Apple si el problema se extiende en el tiempo. Los cambios han sido tendentes a mejorar el servicio de localizaciones para que este no agreda a la duración de la batería como lo hacía. Veremos qué sucede cuando se publique la versión definitiva para todo el mundo.

Otros dos puntos quedan por mencionar. En primer lugar, ¿os acordáis de IconSettings? Era una forma de acceder a los ajustes desde la pantalla del dispositivo iOS sin necesidad de jailbreak. Pues parece que a Apple no le ha hecho mucha gracia este sistema que incluso empezaba a contar con propuestas mucho más elegantes. A partir de iOS 5.1 ya no será posible colocar estos atajos en la pantalla de inicio, aunque no sabemos muy bien la razón. ¿Querrán incluirlo de forma oficial en un futuro a lo grande y bien hecho?

Para terminar dedicamos un párrafo a Siri. Se mencionaba que con esta nueva versión Apple potenciaría el asistente y así ha sido, pero no de la manera que esperábamos. No se han encontrado por ahora nuevas formas de integrar Siri en otros servicios, más de los que ya había. Pero se ha añadido algún API para que los desarrolladores puedan integrar mejor el dictado de Siri en sus aplicaciones, probablemente independizándolo del teclado virtual para que la entrada de texto hablado se haga desde cualquier lado.

Por lo tanto, como resumen, no hay grandes novedades en iOS 5.1 beta, y los problemas que intentaba solucionar aún siguen pendientes.