Parece increíble pero ya han pasado 10 años. Para ser más preciso, un 23 de octubre del año 2001 Apple le regaló al mundo el famoso y revolucionario reproductor musical iPod. Sonará trillado y muy recurrente pero, en este caso, es realmente posible hablar de una revolución ya que la aparición de este pequeño y hermoso reproductor musical no sólo cambió la forma en que escuchamos música sino también el modo en el que consumimos contenidos digitales. Por otro lado, otra curiosidad no menor es la forma en que el iPod, iTunes, y las estrategias de Apple reestructuraron y transformaron a la industria digital y musical. Dicho de otro modo, el 23 de octubre de 2001 marcó un antes y un después en el mundo y en la forma en que nos relacionamos con la la música, con la tecnología, y con nuestros pares.

La idea del siguiente post es hacer un breve recorrido por la historia y por la evolución del iPod pero, particularmente, para evitar la repetición y la monotonía, me gustaría centrarme en las conclusiones: me gustaría que pensemos en conjunto hacia dónde va la tecnología y hacia dónde vamos nosotros.

Algo de Historia

Cuenta la historia que luego de una extensa investigación dentro de productos de la categoría "digital hub", Apple descubrió que dispositivos como las cámaras de vídeo y las cámaras digitales ya tenían un mercado definido y estaban bien posicionados, sin embargo, no sucedía lo mismo con los reproductores musicales. Como podrán ver en el vídeo a continuación, Steve Jobs consideraba que los MP3 Players del momento eran grandes, toscos e inútiles, y con interfaces de usuario horribles. Entonces, liderados por Jobs como CEO, por Jon Rubinstein como Jefe de Ingeniería, y por el Diseñador Industrial Jonathan Ive, Apple decidió embarcarse en la hermosa empresa de construir un reproductor musical. Tras un año de producción, el 23 de octubre de 2001 Jobs presentó el iPod, un hermoso y pequeño dispositivo de 5GB, con capacidad de 100 canciones, y con infinito potencial. Por otro lado, cabe señalar que originalmente Apple no desarrolló el software del iPod. Es decir, este no fue creado en su totalidad en la compañía de Cupertino, California, sino que tomó como referencia la plataforma de PortalPlayer.

Con el paso de los años, mejor dicho en estos últimos 10 años, el iPod ha sufrido enormes cambios: se redujo su tamaño y su peso, se dejó de lado su famosa rueda, y se le incorporó una pantalla y la tecnología multitáctil; dejó de ser un dispositivo exclusivamente de reproducción musical. En adición, varias líneas conceptuales y de uso fueron abriéndose a partir del diseño original, ofreciendo ahora otras alternativas como el iPod Nano y el iPod Shuffle. En otras palabras, dispositivos como el iPod Classic y el iPod Nano cuentan con seis versiones, con seis generaciones, mientras que el iPod Touch, con cuatro.

iPod Classic

El iPod, ahora conocido como iPod Classic, fue la piedra fundante, le dispositivo que le dio origen a todo. A continuación podrán ver un breve repaso por sus diferentes generaciones:

  • Primera Generación: fue lanzado el 23 de octubre de 2001, ofrecía modelos de 5 y 10 GB, y conexión FireWire.
  • Segunda Generación: fue lanzado el 17 de julio de 2002, ofrecía modelos de 10 y de 20 GB, y fue el primero en presentar el navegador sensitivo.
  • Tercera Generación: fue lanzado el 28 de abril de 2003, ofrecía modelos de 10, 15, 20, 30, y 40 GB, botones alineados, e incorporó conexión USB para la sincronización.
  • 4G - Foto: apareció en julio de 2004 con modelos de 20, 30, 40, y 60 GB, e incorporó botones integrados a la rueda o touch wheel.
  • 5G - Video: fue presentado 12 de octubre de 2005 con una pantalla más grande y con modelos de 30, 60, y 80 GB. También presentó la compra de juegos vía iTunes.
  • 6G iPod Classic: fue lanzado el 5 de septiembre de 2007 en modelos de 80 y 160 GB. Su tamaño y grosor fue reducido (manteniendo la pantalla de 2,5 pulgadas), y se mejoró la autonomía de la batería.
  • 6.5G iPod Classic: este modelo de 120 GB fue lanzado el 9 de septiembre de 2008.
  • 7G iPod Classic: esta fue la última actualización del iPod Classic. Con 160 GB de capacidad, fue lanzado un año más tarde, el 9 de septiembre de 2009.

iPod Mini

El iPod Mini contó con dos generaciones, una de 4 GB lanzada el 6 de enero de 2004 (disponible en 5 colores) y otra de 4 y 6 GB lanzada el 22 de febrero de 2005. Este dispositivo no contaba con pantalla, sólo con una pequeña rueda con botones integrados, es decir que fue pensado para que sea muy fácil de transportar y para que sea ligero. De algún modo, este fue el precursor del iPod Nano y de las siguientes generaciones de iPod Shuffle. También, la click-wheel debutó en este dispositivo.

iPod Nano y iPod Shuffle

Como bien sabrán, el iPod Nano aún sigue estando en producción ya que ha sufrido muchísimos cambios en los últimos años. Originalmente un dispositivo muy similar al iPod Mini pero con una pequeña pantalla, sus últimas dos generaciones ofrecen cámara de vídeo (5G) y pantalla multitáctil (6G).

Por otro lado, el iPod Shuffle también tuvo una larga vida ya que ofreció cuatro generaciones y es el dispositivo para el ejercicio y para la actividad física por excelencia. Con esto me refiero a que su tamaño es increíblemente pequeño, haciéndolo un reproductor musical perfecto para, por ejemplo, salir a correr. Su última generación, lanzada el 1ro de septiembre de 2010, presenta cuerpo de aluminio, un clip para poder engancharlo a la ropa, una rueda de control de mayor tamaño y precisión, y la tecnología TTS que posibilita la lectura de listas de reproducción. Su capacidad es de 2 GB.

iPod Touch

No hace falta hacer una gran introducción de este dispositivo. Con cuatro generaciones de vida, este es famoso principalmente por ser la contraparte del iPhone. Es decir, las características de este reproductor musical multitáctil siempre fueron de la mano con los lanzamientos de las del iPhone y podríamos considerarlo igual al smartphone de Apple –pero sin la capacidad telefónica.

Con una notable evolución con respecto a su original, al iPod Classic, la última generación del iPod Touch presenta una pantalla Retina Display dotada de la tecnología multitáctil, una cámara frontal (para FaceTime) y otra trasera que permite tomar fotografías y vídeo de alta definición en 720p. Por otro lado, puede ser adquirido en dos colores: blando y negro.

Más arriba les comentaba cómo el iPod ha evolucionado tanto que ya no es posible considerarlo exclusivamente un reproductor musical. El iPod Touch (y el iPhone) es un dispositivo móvil multimedia y de conectividad. Es decir, sus características hacen posible no sólo escuchar música y ver vídeos sino también instalar y usar aplicaciones, leer y escribir correos electrónicos, chatear, navegar por la Internet, y hasta realizar conferencias de vídeo gracias a FaceTime. El iPod Touch es un dispositivo de ciencia ficción con posibilidades infinitas.

iTunes y la App Culture

De la mano de los diferentes modelos y generaciones de iPod, Apple también llevó adelante cambios en su aplicación para la reproducción musical iTunes. De este modo, los usuarios no sólo pueden escuchar música y sincronizar canciones con sus dispositivos sino también comprar álbumes, series de televisión, películas, y aplicaciones. Es decir, iTunes y el iPod revolucionaron por completo al mundo de la música, a la industria musical, y también a la del cine y del desarrollo. Sólo basta mirar hacia atrás, volver 10 años al pasado y recordar lo "raro" e "intimidante" que era hacer compras por la Internet, y apreciar cómo en el presente con tan sólo un par de toques puedes tener lo último en tu dispositivo móvil. Insisto, suena ciencia ficción. Por otro lado, de más está señalar que este modelo fue de gran éxito: el 1ro de septiembre de 2010, Apple anunció que habían vendido más de 275 millones de iPods en todo el mundo (además de las miles de millones de aplicaciones y de canciones vendidas a través de iTunes).

Finalmente, un último tema que me gustaría proponerles es pensar en el presente y en el futuro. En tan sólo 10 años el iPod ha cambiado al mundo por completo: revolucionó enteramente el mundo de la industria musical, "salpicando" también al cine, a la televisión, y al universo de los desarrollos y de la programación. En adición, hizo posible pensar y concebir al iPhone y al iPad, dispositivos que se sienten "bien", que al tomarlos uno naturalmente piensa y se deslumbra pronunciando "no podría ser de otro modo". Lo que quiero decir es que en tan sólo 10 años pasamos a cargar pequeños ordenadores (de gran potencia) en nuestros bolsillos y en nuestras mochilas, y que en todo este tiempo el mundo entero, las industrias, la Internet, y la forma en que nos relacionamos con otras personas han sido repensadas y reestructuradas a partir de lo móvil y de lo instantáneo. Sólo basta con pensar en la importancia y en la estandarización de los sitios web móviles, en las web apps, en iCloud, en iTunes Match, y en el sinfín de los emergentes servicios en la nube. Tan sólo es necesario ver las novedades en iOS 5 y pensar en su integración con los equipos y con los sistemas operativos de escritorio, algo que mucho sentencian el futuro pero que ya es una certeza en el presente. Todos esto, de algún modo, es posible gracias al iPod.

Usamos nuestros iPods, iPhones y iPads para todo, usamos –necesitamos– de las aplicaciones para hacer casi todo: ¿es esto una cruel dependencia o una hermosa relación casi simbiótica entre los seres humanos y la tecnología? Fueron solamente 10 años. Ahora pensemos en el futuro y en los próximos diez.

Feliz cumpleaños, iPod.