¡No te pierdas nuestro contenido!

La sombra de la sospecha se cierne de nuevo sobre un producto recién salido de la factoría de sueños que es Apple. En efecto, el iPhone 4S a muy pocas semanas de su puesta en venta ya está ocasionando el descontento en algunos usuarios, y no, esta vez no se trata de problemas relacionados con pérdida de señal en la antena (algo que por otra parte realmente nunca fue tan grave como se nos contó en un principio), sino con una degradación demasiado rápida de la energía de la batería. ¿Pero qué es lo que está pasando realmente a este respecto?

Lo cierto es que la duración de la batería es un asunto de lo más subjetivo y complejo de analizar en un smartphone. La razón no es otra que depende en buena medida del uso que cada cual le da a su terminal y cualquier pequeño cambio de hábito en un poseedor de un iPhone puede provocar un cambio sustancial en su consumo. A mi personalmente me ha ocurrido en alguna ocasión, incluso a consecuencia de una nueva aplicación que probablemente abrimos más de lo debido. Me puedo imaginar a muchos usuarios de iPhone 4S probando a Siri con idénticas consecuencias.

Sin embargo cuando la queja puntual se convierte en un clamor generalizado es que algo está pasando. No han sido pocos los blogs que han criticado esta poca duración de la batería y esto habría movido a Apple a investigar el asunto. Tanto es así que algunos ingenieros de la marca están realizando llamadas a usuarios con el problema tras informar de la situación mediante las páginas de soporte de la compañía de Cupertino. Uno de los individuos contactados escuchó al interlocutor reconocer que estaban conscientes de un fallo relacionado con el particular y solicitó al usuario instalar una herramienta de diagnóstico a distancia para monitorizar el uso y estado del móvil.

De todo modos no es una circunstancia generalizada y este último dato nos hacer cerrar aún más el círculo de posibles causas. En primer lugar recordemos que iFixit descubrió que el iPhone 4S tenía una batería que entregaba algo más de energía que el iPhone 4, y de ahí pudimos entender que Apple en su página web hubiese alargado las horas de vida entre cargas del terminal con respecto a su modelo anterior, a pesar de que el procesador A5 más potente podría hacernos pensar lo contrario. En segundo lugar las pruebas que están realizando medios independientes como Cnet no hacen más que corroborar este dato publicado por la empresa de la manzana. Como conclusión, no parece ser un problema relacionado con el hardware sino más bien con el software, ¿pero qué exactamente?

Sinceramente, dudo mucho que Apple nos de la respuesta, esta vendrá de manera silenciosa a través quizás de una actualización de iOS 5 que remedie la enfermedad de una vez por todas y quizás solo será mencionada como un mero punto entre las muchas mejoras que se introduzcan en la puesta al día. La contestación por tanto hay que buscarla fuera, abordemos por tanto esta cuestión en base a lo que los propios usuarios está descubriendo. Cinco parecen ser los posibles focos del mal funcionamiento:

  1. Sincronización de contactos dañados: Al parecer mediante asistentes de actividad del sistema como System Activity Monitor algunos han hallado un problema que se relaciona con la sincronización de contactos en iCloud. Pareciera que iOS 5 encontrase siempre un motivo para sincronizar a pesar de que los contactos estén al día. La desactivación de esta sincronización de Contactos desde los Ajustes de iCloud (con su consecuente borrado local) y su posterior activación para volver a recuperar la base de datos desde la nube han solucionado el problema en este caso.

  2. Localización de Zona horaria: al parecer la versión Golden Master de iOS 5 introdujo un error que aún no ha sido solventado y por el cual la activación de la Zona horaria entre los servicios de localización del sistema hace que este aspecto se esté accediendo constantemente. Es el servicio por el cual el iPhone cambiaría de hora si nos movemos a zonas con diferente huso horario. La desactivación del ajuste ha mejorado la batería de algunos usuarios.

  1. Recordatorio basado en la Localización: La nueva aplicación llamada Recordatorios es una solución práctica a muchas de las situaciones en que es necesario recordar algo importante. Pero su uso con el sistema de recordatorio al llegar o salir de una ubicación puede no ser tan buena para nuestra batería, puedo corroborar que es así, pues al parecer su sistema de rastreo no está demasiado pulido consumiendo más recursos de los debidos y haciendo un análisis constante de nuestra localización GPS.

  2. Sincronización con iTunes vía Wi-Fi: es el sistema para que el iPhone sincronice con iTunes de nuestro ordenador las diversas bibliotecas de música o vídeos y sus modificaciones. Su desactivación ha mejorado el consumo de batería de algunos usuarios, se realiza en Ajustes, General.

  3. Datos de diagnóstico y uso: activar esta opción en iOS 5 permite a Apple recibir información anónima sobre el funcionamiento general de nuestro dispositivo. Algunos usuarios han encontrado una mejora significativa de su batería tras desactivar la opción desde Ajustes, General, Información. En mi caso personal nunca suelo activar este servicio.

La información sobre si estos fallos también afectan a cualquier otro iPhone (3GS o 4) con iOS 5 instalado es muy confusa pues en la red se encuentran testimonios a favor y en contra de esta suposición. Como siempre, y partiendo de lo mencionado aquí, sería un buen ejercicio hacer nuestras propias pruebas para saber si estos desajustes nos están afectando a nosotros. Una vez más se comprueba que es prácticamente imposible lanzar un modelo nuevo de cualquier marca sin que tenga algún tipo de error o anomalía, motivo para que algunos se retraigan de adquirir estos aparatos cuando están recién lanzados. La pregunta ahora es, ¿y vosotros, os estáis encontrando con problemas de consumo excesivo de batería en el iPhone 4S?