¡No te pierdas nuestro contenido!

Una de las preguntas que muchos usuarios se hacen por estas fechas es debida a la manera en que se va a distribuir OS X Lion, pues será el primer sistema operativo de la manzana que no sea distribuido en tiendas. Esto plantea ciertos miedos, pues durante años nos hemos acostumbrado a tener por casa una copia del sistema operativo para las emergencias, una necesidad concreta o un fallo importante en el sistema que requiere iniciar desde el disco. No sólo eso, sino que hay usuarios que aman las instalaciones completamente limpias, con el Mac a cero.

Lo cierto es que tarde o temprano Apple debería proveer una solución elegante para este inconveniente, sobre todo pensando en aquellos Macs que no tengan una conexión a Internet. Sin embargo, algún usuario avanzado encontró hace unos días una solución y queremos compartirla hoy con vosotros. Se trata de un método para crear un disco de arranque o de inicio a partir de la aplicación de Lion que nos descarguemos del App Store cuando aparezca.

Los pasos a seguir una vez aparezca OS X Lion en la Mac App Store serían los siguientes:

  • Cuando tengamos el instalador en el dock plenamente descargado y listo para iniciar su actualización de nuestro sistema y antes de pulsar sobre él para que se ejecute, hacemos clic con el botón derecho del ratón para que se abra el menú desplegable.

  • Bajo las opciones pulsamos en Mostrar en el Finder. En la ventana que se abrirá automáticamente buscamos el elemento Instalar Mac OS X Lion y seleccionamos con el botón derecho del ratón Mostrar el contenido del paquete**, acción que nos abrirá una nueva ventana del Finder donde se nos mostrará el contenido del programa de actualización. Allí mismo buscaremos un archivo llamado InstalESD.dmg que se halla dentro de la carpeta *SharedSupport.

  • Ese archivo que os mencionamos es el que deberemos copiar en cualquier otra ubicación para generar el disco de inicio pues es la imagen del instalador, y de por sí sólo instalado en cualquier unidad externa como en una memoria USB o un DVD, hará las veces de copia física de Lion. En el caso del DVD bastará con abrir la Utilidad de disco y "quemar" un nuevo disco virgen a partir del archivo .dmg que hemos indicado.

Espero que esta pequeña guía os sea de utilidad en algunos casos, a la espera de si Apple finalmente implementa una solución propia.