¿Qué es el Apple ID? ¿Por qué he de tener uno? ¿Puedo tener varios? ¿Qué pasa con mis compras? ¿iPhone, iPod Touch, iPad, Macs? ¿App Store de iOS o de Mac?

Las preguntas alrededor de esta ID de entrada a nuestra cuenta personalizada en entornos Apple, son muchísimas. Últimamente, con la inminente llegada de Mac OS X Lion, se multiplican pues la gente no tiene claro cómo actualizar o qué pasará si hacen una instalación en limpio del equipo con sus compras...

Ya hablamos no hace mucho sobre cómo iOS 5 iba a integrar el Apple ID y de la diferencia que había entre iCloud y este. A pesar de todo, siguió habiendo dudas porque la gente no termina de entender la esencia del Apple ID y para ello hemos de explicar un concepto del software empresarial: el Single Sign On.

Apple ID, un servicio de Single Sign On

¿Qué es el Single Sign On o SSO? Pues es la forma de acceder a un abanico de servicios, que pueden ser independiente entre sí o tener alguna interconexión, con un único dato de entrada. Por ejemplo, en muchas empresas, cuando entramos en nuestro ordenador ponemos el usuario y contraseña de nuestro equipo de trabajo, que también es el mismo de acceso al correo (por ejemplo). Entrada al ordenador y correo son dos servicios independientes, pero ambos usan las mismas credenciales de entrada.

¿Cómo funciona esto? Nada más sencillo que pensar que el servicio Single Sign On es una aplicación, componente o servidor independiente, con una serie de usuarios, perfiles de los mismos y datos básicos, que recibe peticiones de múltiples sistemas para validar la autorización de entrada de diferentes usuarios.

Veamos un caso muy simple en la vida real: imaginad que tenemos un carné universitario que nos permite acceder a determinados lugares de la Universidad o disfrutar de servicios: pagar en la cafetería, acceder a la biblioteca, usar un ordenador de una sala común... cada vez que nosotros enseñamos el carné, los diferentes sistemas (cafeterías, bibliotecas...) validan quienes somos y nos permiten acceder a los diferentes servicios a los que estamos autorizados. Pero cada uno de ellos es independiente en sí.

Apple ID también es esto, es un servidor Single Sign On, independiente de las estructuras de iCloud, de la iTunes Music Store, Mac App Store, iOS App Store, Mac OS X o cualquiera de los diferentes elementos que pueblan el universo Apple. Apple ID es simplemente un servicio de acreditación, que usan todos estos servicios para validar una identidad y, una vez validada, dar acceso a cada uno de los contenidos que tenemos en los diferentes servicios.

Es lo mismo que hace Google con nuestro Google ID, que sirve igual para nuestro móvil Android, que para GMail, Calendar, Google + o cualquiera de sus aplicaciones que son independientes entre sí pero que tienen un único punto de validación de usuarios y perfiles. Aunque dicho ID sea un email de entrada (que es lo que siempre confunde al usuario) en realidad es un mero formalismo.

Sobre el Apple ID en sí mismo

¿Puedo tener varios ID? Por supuesto, muchos clientes los tienen. Pero el problema es que al ser un servicio de validación con acceso a contenido en diferentes servicios, su fusión no es posible pues podría dar lugar a multitud de usos fraudulentos, difíciles de controlar.

Pero si tenemos varios Apple ID, y estos tienen diferentes compras, dichas compras podrán coexistir en un mismo iOS o Mac sin ningún problema. Teniendo presente que cada vez que actualizamos una aplicación o instalamos, se nos pide la acreditación, no hay problema en esto. Lo que sí es un problema es que los sistemas, al no estar preparados para esto, presenta una funcionalidad más lenta para el usuario.

Si tenemos dos cuentas Apple ID y queremos instalar sus aplicaciones en nuestro iPhone, tendríamos que ir a Ajustes > Store, logarnos en la primera, descargar, luego deslogarnos, logar en la segunda y descargar. Es un poco engorroso, pero Apple siempre ha recomendado a todos los usuarios que tengan un único Apple ID para sus gestiones. La misma coherencia que pide Google para sus servicios y el mismo funcionamiento.

Apple ID además permite tener varias cuentas de email como usuario para un único Apple ID. Estas son cuentas autorizadas o secundarias, que nos permiten usar en el campo usuario cuando se nos pide la acreditación. Solo hay que acceder a la gestión web del Apple ID e incluir una cuenta secundaria. Se nos enviará un email que hemos de validar en un enlace, y listo. Ya podremos usar en el campo usuario otra cuenta diferente, con la misma contraseña que ya usábamos.

Una prueba más que demuestra que el Apple ID no es iTunes, ni la App Store, ni iCloud ni ningún otro servicio. Solo es un servicio de acreditación a diferentes servicios independientes.

El futuro

El futuro está claro: iCloud. Este será un nuevo servicio (uno más) que usará el Apple ID como validación, pero insistimos, el Apple ID no es iCloud ni viceversa. De hecho, nuestro Apple ID puede ser una cuenta @gmail (como es mi caso) y a su vez pedirle a iCloud que nos de una cuenta @me y seguir funcionando sin problema.

Hemos de tener claro, muy claro, que todo lo que hayamos comprado o adquirido, acreditados con nuestro Apple ID, está en la nube y nunca se perderá. Por lo tanto, un formateo de un Mac, la compra de un nuevo iPhone, un nuevo ordenador... da igual lo que hagamos. introducido nuestro Apple ID, tendremos acceso a todo el contenido ya adquirido y podremos reinstalarlo.

Los límites actuales de asociación de dispositivos autorizados es de 10 en total, pudiendo ser hasta 5 de ellos un ordenador. De esta forma, nuestras compras en los diferentes sistemas, nos permiten disfrutar en iPhone, iPod Touch, Mac OS X, iPad o cualquier otro dispositivo.

Espero haber aclarado más dudas al respecto de este gran compañero del universo Apple, y ya sabéis que estoy a vuestra disposición para cualquier duda que tengáis, tanto por correo, twitter o en los comentarios.