AppleInsider acaba de publicar hace unas horas un impactante artículo sobre características que podría incorporar el modelode iPhone que vea la luz el año que viene, es decir que no estamos hablando del iPhone 5 o 4S de este año sino del modelo siguiente. Aunque quizás nos pueda parecer pronto para hablar de ese producto tan lejano, no debemos olvidar que lo más probable es que Apple ya tenga entre las manos o sobre el papel diversos prototipos de este pues las pruebas siempre empiezan meses antes al lanzamiento oficial.

Personas cercanas a la compañía de Cupertino han reconocido que Apple estaría trabajando en una actualización mayor con ese iPhone 6, un smartphone que sufriría cambios importantes con respecto a sus predecesores, uno de los cuales tendría que ver con su método de carga de la batería. Estas fuentes han declarado que el cambio referente a la carga será significativo.

Aunque no se han aportado más detalles al respecto, muchos de nosotros podemos estar pensando en los nuevos métodos de carga inductiva que se están vendiendo actualmente como el que aparece en la imagen obra de la empresa Energizer. El problema es que todos esos métodos requieren dea funda colocada en el dispositivo con el fin de captar las ondas electromagnéticas que posibilitan la recarga.

De todos modos, el futuro del iPhone podría ir por ese camino, ya que son varias las patentes que hacen referencia a la carga por inducción. Buscando en nuestros archivos hemos encontrado una patente referida en un post del año 2007. Aunque muchas de las patentes que se le aprueban a Apple no se llevan a la práctica, los años transcurridos desde esa fecha hacen pensar que no sería tan descabellado que la empresa integrase una tecnología que lleva años investigando.

Por supuesto, es todavía muy pronto para aventurarnos a mencionar las prestaciones del iPhone 6 pero conociendo a la compañía de California y su apuesta por la innovación esta característica sería un punto ganador.