¡No te pierdas nuestro contenido!

Ayer mismo hizo su aparición una nueva herramienta de diseño CAD por parte de la empresa Corel a la que han dado en llamar, inteligentemente, CorelCAD. Se trata de una nueva alternativa a las existentes, como AutoCAD para Mac, la cual recordaréis que fue lanzada hace poco.

Su precio está establecido en US $1.449 (824,82€) en su versión completa y en US $1.014 (588,82€) en su versión de actualización (Para adquirir la versión de actualización de este producto, debes poseer una versión con licencia anterior de CorelDRAW® Graphics Suite X4 o superior, CorelDRAW® Premium Suite o Corel DESIGNER® Technical Suite X4 o superior). Siendo que el precio de esta nueva aplicación es sensiblemente inferior al establecido para AutoCAD en su versión Mac, hasta menos de la mitad, no cabe menos que preguntarse, ¿realmente merece la pena, es una alternativa seria?

Qué os parece si echamos un vistazo a lo que esta herramienta de ilustración técnica aporta, a lo que podemos hacer con ella. De todos modos os recomiendo experimentar un poco por vuestra propia cuenta, pues existe una versión de prueba de treinta días con la que hacernos una idea de las posibilidades que ofrece este entorno de creación de detalles 2D y 3D.

Requisitos mínimos

Los requisitos mínimos del sistema para que nuestro Mac pueda ejecutar la aplicación son los siguientes:

  • Mac con procesador Intel
  • Mac OS X 10.5.8 (Leopard) o 10.6 (Snow Leopard)
  • 1 GB de RAM (se recomiendan 2 GB)
  • 2 GB de espacio en el disco duro
  • Pantalla con resolución 1024 x 768 (se recomienda 1280 x 800) con tarjeta de vídeo de 16 bits

Como podéis observar no son demasiado altos, de modo que la gran mayoría de Macs podría aceptar esta instalación. Para que os hagáis una idea, con mi MacBook blanco de 2007 he conseguido ejecutar CorelCAD mientras que AutoCAD ni siquiera iniciaba.

Características generales

Tal como se puede juzgar a partir de la imagen inferior, el entorno de trabajo es muy similar al que nos ofrece AutoCAD. Este ha sido un punto muy inteligente por parte de los desarrolladores de CorelCAD porque se sirven de una interfaz muy familiar para el proyectista, bien sea ingeniero, arquitecto o diseñador.

Por defecto, la interfaz ofrece cuatro secciones, en el centro la ventana de trabajo, a la izquierda la tabla para la selección de herramientas de creación, a la derecha otros complementos como la creación y gestión de capas y por último en la parte baja la ventana de comandos. El menú de la barra superior también es muy parecido, es allí donde encontraremos por ejemplo la función para añadir referencias externas a nuestro dibujo actual.

Sí, justamente lo que estáis pensando, muy similar a AutoCAD. Por supuesto todos estos iconos y funciones se pueden personalizar para que las ventanas se ajusten a nuestro método de creación, eliminando, añadiendo o cambiando de posición a nuestro gusto. Posteriormente se permite almacenar de forma sencilla estas configuraciones en función del usuario para que nuestro entorno siempre sea el mismo.

Entrando en el trabajo de creación en sí, en entornos de dos dimensiones poseemos todas las capacidades habituales, arrastre de elementos, guías para la creación de figuras, adición de sombreados o pinzamiento de objetos 2D para cambiar su tamaño, forma y posición. Además se nos posibilita la personalización del sistema de coordenadas de forma que se ajuste de forma más eficiente a las propiedades particulares de nuestro dibujo.

En entornos tridimensionales no sólo podremos cambiar la vista de entidades de dos dimensiones o generar figuras tridimensionales a partir de nuestros dibujos bidimensionales sino que, al igual que otras soluciones de la competencia, ofrece un espacio real de creación de modelos tridimensionales. En principio contamos con figuras 3D básicas que podremos ajustar a nuestros gusto (cubos, cilindros, conos, etc), pero a parte de eso podremos usar estas piezas para crear modelos sólidos complejos mediante operaciones booleanas para unir, intersecar y sustraer cuerpos. Por supuesto podremos crear recorridos visuales alrededor de estas creaciones para ser mostrados posteriormente mediante una animación.

Para terminar, os diremos que se incluye dos innovadoras herramientas. Una es llamada NotaVoz, que permite añadir instrucciones, recordatorios o mensajes grabados directamente al dibujo. Una segunda, ya existente en otros productos, facilita anotar fácilmente elementos de dibujo con esbozos a mano alzada.

Compatibilidad

Lo más importante, es que CorelCAD ha trabajado excelentemente a favor de la compatibilidad. De este modo, se ofrece una compatibilidad total con el formato de planos DWG, formato que está integrado de forma nativa para que no sea necesario exportar o convertir al formato más usado antes de enviar el archivo a un colega de profesión.

Otros formatos compatibles son PDF, SVG, DWF, ACIS (.sat), CorelDRAW® X5 (CDR) y Corel DESIGNER® X5 (DES).

Conclusión

9/10

Tal como se puede entender tras el repaso realizado, personalmente considero que es una alternativa seria a AutoCAD, ofrece prácticamente las mismas funciones por un precio inferior y su funcionamiento es magistral, fluido y sin haberse escatimado en recursos útiles para el diseñador. Sólo queda ver si esta herramienta está en una etapa avanzada de desarrollo o si, como se puede esperar de una aplicación recién salida del horno, presenta algunos fallos que deberán ser corregidos en próximas actualizaciones.

Por si os sirve mi experiencia personal, he estado trabajando un poco en ella desde ayer y no he sufrido fallo ninguno. Si queréis ampliar información, os sugiero visitar el canal que CorelCAD ha creado en YouTube donde aparecen algunas demostraciones. Pero bueno, tal como os decía al principio, para eso está la versión de prueba ¿no? Para que cada profesional interesado pueda convencerse por sí mismo de que se trata realmente de una buena solución que dará mucho que hablar en los próximos meses.