Me siento muy orgulloso de poder decir que AppleWeblog ha estado haciendo un seguimiento paso a paso respecto a toda novedad que se ha producido sobre el caso del rastreo de localizaciones del iPhone y iPad con iOS 4. Os dimos la primera noticia, os contamos más detalles cuando se conocieron, y finalmente ayer mismo Julio compartía algunos otros.

Pero el caso aún no se puede dar por cerrado, pues sigue saliendo a la palestra información relacionada. De hecho hoy mismo se han desvelado otros dos hechos importantes y no podíamos dejarlos pasar sin que nuestros lectores los conocieran: por un lado se ha sabido que el iPhone o iPad sigue guardando las localizaciones aún si deshabilitamos la localización y por otro ya tenemos una primera reacción por parte de la empresa bajo la forma de unas supuestas declaraciones de Steve Jobs.

Abordemos la primera de estas aseveraciones. En uno de los posts que escribimos al respecto, algunos de los lectores dijeron a través de los comentarios que el problema del rastreo se eliminaba simple y llanamente deslizando el selector de localizaciones a modo apagado en los Ajustes del iPhone. Si bien parecía una afirmación interesante, no tenía ninguna prueba que la corroborara. Finalmente los chicos de The Wall Street Journal han llevado a cabo un sencillo experimento para comprobar si esto era así. Tal como mencioné en su momento, cuando tenemos la localización deshabilitada, el dispositivo en lugar de usar el sensor GPS para memorizar la localización usa la posición de las torres de telefonía o los puntos de acceso WiFi cercanos... pero ¡sigue haciéndolo!

Siendo así, ¿qué forma hay de invalidar este guardado de datos? No existe. Una vez descartada esta posibilidad la única que resta es la de instalar iPhoneTracker, de la que ya os hablamos y que requiere tener realizado el jailbreak al dispositivo, algo que me parece totalmente contraproducente pues para salvar nuestra seguridad geográfica abrimos la puerta a muchas otras apps publicadas sin ninguna supervisión que ponen en riesgo nuestra seguridad de otras maneras.

Tan sólo queda esperar a una solución por parte de la empresa de Cupertino, una actualización urgente que encripte el famoso archivo para que no sea accesible a terceras personas. A pesar de ello, hay unas supuestas declaraciones de Jobs al respecto que han trascendido a través del blog MacRumors tras la pregunta realizada por uno de sus lectores. El lector envió un correo a Jobs preguntando:

¿Podría explicar la necesidad de la herramienta de seguimiento de localización integrada en mi iPhone? Es un poco desconcertante saber que mi ubicación exacta está siendo registrada en todo momento. Tal vez usted me podría arrojar algo de luz sobre esto antes de cambiar a un Droid. Ellos no me rastrean.

La respuesta de Jobs fue contundente (recordamos que no tiene por qué ser cierta aunque no es la primera vez que Steve responde a través del correo electrónico a algún usuario):

Oh, ellos sí lo hacen. Nosotros no rastreamos a nadie. La información que está circulando al respecto es falsa.

Lo cierto es que la respuesta de Steve no desvela nada que no conociéramos ya. Primero, Apple no rastrea a nadie, porque la recopilación de datos se hace de forma anónima, y por otro lado los teléfonos Android también lo hacen como ya os explicamos. En realidad, esta negación institucional del problema no hace más que acrecentar mis dudas sobre si llegará alguna propuesta desde California que arregle el asunto. Tengo la sensación que aún no está todo dicho al respecto.

Imagen: Gearlive y HowStuffWorks