Bienvenidos al futuro de la distribución de contenidos. Y bienvenidos a una "nueva guerra" por establecer el estándar de uso, aunque algunos ya adelantan que esto no es otra guerra de formatos. ¿Qué es Ultraviolet o Keychest? Pues es la posibilidad de comprar una película en cualquier formato (Bluray, DVD, descarga online...) y disponer de ella de por vida en todos nuestros dispositivos. Es el cambio por el que dejarán de vendernos copias de películas, para vendernos la licencia para ver la misma, sea cual sea el medio o dispositivo: ordenador, TV con internet, reproductor de Bluray, tablet, smartphone... cualquier dispositivo con conexión a la red estará soportado.

En un lado del ring: DECE, traducido al castellano, Ecosistema de Contenido para el Entretenimiento Digital, cuyo sistema se llama Ultraviolet. Este es apoyado en el lado del contenido por Sony, Fox, Paramount, NBC/Universal o Warner. En el lado tecnológico: IBM, Samsung, Sony, Microsoft o Motorola. Philips, Panasonic, Cisco, Dolby Laboratories, DTS Digital Entertainment, Sonic, Dell, Best Buy, Netflix son otros de los muchos asociados a esta iniciativa.

Al otro lado del ring: KeyChest. Apuesta de Disney Studios, apoyada por Apple, Amazon o Google, entre otros. Incluye a Marvel Pictures y Pixar Animation Studios (parte de Disney).

¿Pero entonces, qué pasará en el futuro con los contenidos? ¿Qué es Ultraviolet o KeyChest y qué diferencias tienen?

Ultraviolet

Nuestros compañeros de Bitelia ya nos hablaron de este sistema. Es tan sencillo como darnos de alta gratuitamente, y cada vez que compremos una película, sea cual sea la fuente de la compra (tiendas online de consolas, tablets u ordenadores, Bluray o DVD) la registramos con un código único a nivel mundial a nuestra cuenta. Desde ese momento, tendremos licencia de por vida para ver la película desde cualquier medio que tengamos asociado a nuestra cuenta, y a través de la red. Imaginad que me compro una película, y me voy de viaje. Gracias a este sistema podré verla en mi ordenador, tablet o smartphone, a través de internet, con sólo acceder a mi cuenta y decirle que reproduzca la película para la que tengo licencia. Así de sencillo y fácil. La definición es un repositorio online que nos dará acceso y nos permitirá incluso descargar a nuestro equipo la película. Técnicamente requiere de nuevos formatos de vídeo y aplicaciones dedicadas en todos y cada uno de los sistemas en los que se quiera dar soporte.

En el caso de Ultraviolet, todas las marcas asociadas como Sony, Philips, Samsung, Panasonic, etc. han llegado al compromiso de proveer de firmwares a sus reproductores Bluray, TV y mediacenters que tengan soporte de internet, para que sean capaces de acceder y reproducir contenidos certificados Ultraviolet. Según nos dicen, es muy sencillo proveer de este soporte, por lo que no necesitaremos nuevos dispositivos para acceder a este servicio. En cuanto a ordenadores u otros dispositivos, necesitaremos de una aplicación Ultraviolet para acceder al contenido: iOS, Android, Symbian, Windows Phone, Windows, Mac OS X, Linux... todos los sistemas necesitarán una aplicación dedicada para acceder al contenido. Este sistema permite hasta 12 dispositivos asociados a una misma cuenta, y nos permite compartir nuestros contenidos con hasta 6 cuentas diferentes de otros usuarios. Ultraviolet estará disponible a mediados de año para Estados Unidos, y posteriormente en Reino Unido y Canadá. El resto de países es una incógnita, por ahora.

KeyChest

Disney presenta Keychest (llave de cofre). ¿Y qué es keychest? Pues es la solución al problema desde otro punto de vista. Keychest, crea un vínculo entre tiendas de contenidos, que nos permite, una vez comprado una película en alguno de ellos, acceder a ese contenido en cualquiera de estas tiendas y con los medios actuales para acceder a ella. No usaremos ningún nuevo sistema, sino el que ya usamos para acceder a los diferentes proveedores de contenidos. El keychest, es un código que se nos dará o que se activará automáticamente vía internet.

De esta forma, si me compro un DVD, la película me dará un código único que podré usar para verla directamente en cualquier proveedor que esté asociado. Si compro la película en iTunes Store, luego podré verla desde Amazon VOD, por ejemplo. Apple, Amazon, Disney o la propia Google, están interesadas en este estándar y lo apoyan. Según Disney, este sistema es más eficiente que Ultraviolet porque utiliza las actuales infraestructuras y formatos con DRM de cada proveedor, mientras que la otra opción requerirá de nuevos formatos que ahora no están soportados y aplicaciones dedicadas. Soporta también series de TV, no sólo películas.

El caso práctico es que si yo compro una película y me activo mi llave de cofre, dicha llave está presente en todos los proveedores de contenidos asociados. De esta forma, con dicha llave si voy a casa de un amigo y queremos ver la película, sólo meto mi llave y podremos ver la película sin problema. Si uno de los proveedores no funciona, se ha caído o va muy lento, da igual cambio. Mientras, Ultraviolet dependerá de una única fuente (residente en akamai, uno de los asociados) para almacenar todo el contenido. De igual forma, los actuales dispositivos que soportan iTunes, Google, Amazon VOD o cualquier proveedor asociado, no requieren actualización alguna. Funcionan con una mínima actualización del servicio web para que recoja la llave.

Disney pondrá en funcionamiento Keychest el próximo mes, de la mano de Apple. Mientras, está en negociaciones para ofrecer este servicio a más estudios o proveedores de contenidos, ya que no es incompatible que un estudio soporte estos dos sistemas ya que ambos podrían complementarse en diferentes dispositivos. De hecho, según palabras de Kelly Summer, Vicepresidenta de Contenidos Digitales de Disney, Keychest y Ultraviolet son compatibles y no se quiere crear una nueva guerra de formatos. Hasta donde sabemos, Keychest no tiene límite ninguno aunque suponemos, que si se denota un uso abusivo de una llave, esta podrá ser invalidada (suponemos, insisto).

Objetivo

Lo que pretenden estas plataformas, es matar al DVD físico, dando una opción plausible de disfrute de contenidos desde cualquier dispositivo sin que tengamos la necesidad (ni la excusa) de descargar de internet contenido pirata para verlo en nuestro dispositivo favorito. Se pretende que el DVD desaparezca como estándar en favor del contenido online, y el Bluray se sitúe como único soporte físico para películas, donde se de demanda a coleccionistas y personas que piden una mayor calidad que la ofrecida por los servicios en streaming (pero ofreciendo también a estos el streaming). De esta forma, comprado en un medio, disfrutado en todos.

¿Y qué opinan ustedes señores? ¿Qué les parece este nuevo sistema? ¿Por cuál se decantarían? A mi lo único que me da miedo es que este servicio necesita de una conexión a internet real, buena y no capada. Un cuento de ciencia ficción en este país llamado España.