Una de las grandes lacras de todo dispositivo táctil es el requirimiento de su uso a mano descubierta, peligrando la congelación de nuestros dedos si nos encontramos en un gélido entorno. Dramatismos aparte, los guantes no suelen ser muy amigos de las pantallas táctiles, que basan su tecnología en sensores de proximidad dispuestos a su largo y ancho. Es la propia conductividad del cuerpo humano la que determina cuan precisa será la detección, siendo desaconsejable una gruesa capa de tejido entremedias.

Apple tendría la solución, así se intuye al menos en una patente que haría posible el uso de guantes en el manejo del iPhone, iPad o iPod Touch. Sí, parece que a los de Cupertino no les basta con su dominancia tecnológica y ahora quieren lanzarse al mundo de la moda, porque piensan en la producción de prendas que faciliten el manejo de aparatos táctiles.

Hay quien habla ya de los "Magic Gloves", que no dudamos venderían como churros. Patently Apple se encarga de explicarnos detalladamente el registro.

La idea central es fabricar guantes con algún material similar a la piel humana en su conductividad, que a su vez nos resguarden convenientemente del frío. Otra opción, por lo que vemos en el gráfico adjunto, serían pequeñas aberturas o conductores en la punta de los dedos.

Suena todo demasiado caro. ¿Os haríais con un par? Después de quedar estupefacto ayer mismo con la conceptual Apple Water, ya me espero cualquier cosa.