Cuando el Apple TV en su segunda generación se anunció el pasado 1 de septiembre, éste ha sido motivo latente de discusión. Muchos de ustedes se pronuncian en favor del dispositivo y desean a que termine el mes para que se ponga en venta en EE.UU. y comprarlo, mientras que en contraste existen otros usuarios que no consideran una mejora lo suficiente atractiva y pasaran de él. En mi caso, (y seguro en el de muchos de ustedes también), mi interrogativa entorno a este nuevo aparato es sobre sus prestaciones en software, Apple no aclaró si vendría con iOS o con una interfaz completamente independiente.

Hoy ya sabemos, gracias a TUAW, que efectivamente el nuevo Apple TV en su segunda generación vendrá equipado con una especie de variante de iOS, todo esto de acuerdo a la configuración de USB que se ha encontrado en el listado de la primera Beta de iOS 4.2 que justamente ayer fue lanzada. En esta lista aparece "AppleTV2,1", indicando que su firmware será parte del contenedor de iOS, aunque claro con limitaciones claras, ya que es evidente que no funcionará de igual manera que el Springboard de nuestro iPhone o iPad. Mi compañero David, que ya ha probado el Apple TV ya nos había comentado que efectivamente tenía varias funciones similares a lo que vemos en iOS.

También por esta misma causa han confirmado que el mismo código conocido como "iProd" y "4765" pertenecen de nueva cuenta al Apple TV y no a un posible nuevo iPad, como se venía manejando desde hace algunas semanas. Pero, ¿por qué es tan importante que cuente con iOS (o una variante)? — por el simple hecho que lo hace hackeable de forma más simple, y posiblemente pudiera llegar una especie de jailbreak y de esta manera agregar más cosas que lo pudiesen hacer más atractivo, ¿qué les parece?