Ahora que estamos en verano, todos notamos como nuestro ordenador portátil es el que más sufre las consecuencias de esta época del año en la que tanto aumentan las temperaturas. A diferencia de los iPad, iPhone o demás gadgets, los ordenadores (concretamente los portátiles) son los que más se calientan en comparación al invierno.

Algo tan común como ponérnoslo entre las piernas puede costarnos una bonita quemadura o provocarnos bastante incomodidad. Según el portátil que tengamos, hay zonas que se calientan bastante. Los MacBook por suerte, tienden a calentarse en las esquinas de la parte de atrás. Otros ordenadores peor diseñados como el ASUS Eee PC se calientan como un demonio en la zona del trackpad, por lo que se hace muy desagradable utilizarlos.

Debido a todo esto, hemos pensado en algunos trucos que os ayudarán a hacer más placentero el uso de vuestro ordenador portátil en verano. Aunque algunos de los consejos están especialmente pensados para Mac, pero la mayoría pueden ser perfectamente aplicables a un PC.

Controla las revoluciones de los ventiladores

Los ordenadores de Apple están pensados con una filosofía de hacer el mínimo ruido posible, por eso los ventiladores esperan a acelerarse hasta el último momento, cuando el ordenador está a punto de achicharrarse. La temperatura de funcionamiento normal de un MacBook en invierno oscila entre los 50ºC y 55ºC. En verano es francamente difícil bajar de 60º, y con poco que le demos caña al ordenador, el indicador de temperatura empezará a subir sin cesar.

Hasta que no se llega aproximadamente a los 70ºC, el controlador del mantenimiento del sistema (SMC) no procede a subir de vueltas los ventiladores. La velocidad de giro estándar es de 2000-2100rpm aproximadamente. Cuando se llega a los 70ºC se sube a las 3000-4000rpm y si la temperatura no baja, se llegan a alcanzar hasta 6200rpm como máximo. A 6200rpm, por mucho calor que genere el procesador, jamás se pasará de los 60ºC.

Lo que comento en el párrafo anterior es la experiencia que yo tengo en mi MacBook de aluminio. No sé si ocurrirá lo mismo con Macs antiguos o los nuevos MacBook Pro. El problema del MacBook de aluminio es que sus 13" le permiten albergar un sólo ventilador, por lo que las tareas de refrigeración se ven bastante limitadas. Otros modelos como el MacBook Pro de 15" o 17" o el iMac, tienen varios ventiladores ubicados en diferentes zonas de la placa base para refrigerar distintos componentes. En el caso de los portátiles de 13", tenemos varios disipadores que conducen el calor a un ventilador central, el cual saca el calor fuera del ordenador.

Otra cosa que también se nota bastante es que los MacBook con carcasa de aluminio se sienten muy calientes fuera, y puede llegar a asustarnos en alguna ocasión. Sin embargo esta sensación de calor es falsa, pues que esté tan caliente fuera significa que dentro está más frío. El aluminio es un gran conductor del calor, por lo que la misma carcasa actúa como disipador gigante. El problema de esto es que se resiente la comodidad de uso.

Sin embargo, los equipos de plástico se notan menos calientes debido a que el plástico transmite el calor con más dificultad que el aluminio, y en esta ocasión, aunque no esté muy caliente la carcasa, dentro del ordenador se alberga un infierno.

Después de la explicación a los síntomas de calor, ¿no estaría mal tener una solución, no? Bueno, pues la más barata y rápida se traduce en usar software para refrescar nuestro equipo. ¿Cómo? os preguntaréis. Pues muy sencillo, se trata de aplicaciones que pueden acceder al chip SMC que os comentábamos anteriormente y que nos permiten ajustar las revoluciones de los ventiladores de manera totalmente manual y a nuestro antojo.

Antes de que lo preguntéis, no suponen ningún peligro, pues si el ordenador está a 6200rpm de manera nativa y queremos bajarlo a 2000rpm, la SMC nos va a ignorar. También si está, por ejemplo, a 3000rpm (cuando la velocidad normal es de 2000rpm) y necesita subir de vueltas, lo hará ignorando nuestros ajustes. Así que podemos estar tranquilos, que nuestro equipo no se va a fundir como si fuera queso. Con estos programas lo que podemos conseguir es tener las revoluciones más altas aunque el SMC considere que no es necesario, y así el equipo estará más fresco y evitaremos calor innecesario.

Los programas más conocidos son SMC Fan Control y el nuevo iStat Menus 3.0 que ahora también nos permite controlar la velocidad de los ventiladores.

Evita el Flash

El principal causante del sobrecalentamiento de nuestro equipo es el procesador, que es el componente que continuamente está trabajando. Así que si le obligamos a trabajar más de la cuenta, su temperatura aumentará rápidamente, disparando los ventiladores.

Los maqueros lo sabemos muy bien, y una de nuestras mayores pesadillas se llama Flash. Al no usar la tarjeta gráfica para funcionar, todo el trabajo se lo lleva el procesador y ver un simple vídeo en YouTube hará que a los poco minutos salten los ventiladores y el ordenador casi salga volando como si de un helicóptero se tratase. Ya que hoy por hoy es difícil de prescindir de Flash en Internet, pues que se usa en muchos sitios, no podemos desinstalarlo.

Sin embargo, vamos a hacer todo lo posible por evitarlo y disminuir su uso. Una de las soluciones más rápidas es bajar un plug-in que se encargue de desactivar Flash en todas las páginas web que visitemos y que nos permita cargar manualmente la parte Flash de la web que queramos nosotros. Para Firefox y Crome tenemos FlashBlock. Los que uséis Safari también podréis disfrutar de esta funcionalidad con el famoso Click to Flash

Aunque podamos disminuir el uso en algunos sitios, ¿por qué no evitarlo por completo cuando es posible? Algunos sitios web como YouTube nos dan la opción de habilitar HTML5 en sus vídeos y así evitar el Flash. De hecho, en los últimos días han habilitado la opción de embeber los vídeos en HTML5, por lo que el Flash cada vez será más difícil de encontrar. Vimeo y YouPorn también nos permiten ver vídeos en HTML5.

Por desgracia para todos los usuarios de Firefox, al no ser éste compatible con H.264 porque la Mozilla Foundation se niega a pagar los royalties que exige la licencia de H.264, Firefox sólo es compatible con el códec abierto Theora. Sin embargo, la mayoría de páginas usan H.264, por lo que sólo con Safari y Chrome (de momento) podremos disfrutar de vídeo en HTML5.

Quita la batería para estar en casa

Esta idea no les gustará a muchos. De hecho, a mi es al primero que no le gusta. Pero dependiendo del ordenador que tengamos, puede ser una buena idea. Primero que todo, los usuarios de los últimos portátiles de Apple con la batería integrada no podrán poner en práctica este consejos. Luego estamos los que tenemos la primera generación de usuarios de MacBook de aluminio y MacBook Pro Unibody con batería extraíble. Quitar la batería en un equipo de estos lo deja totalmente hueco y la robustez que les caracteriza hace acto de su presencia. Ya ni hablamos del enorme eco que se genera cuando hacemos click con el trackpad.

Así que la opción de quitar la batería sólo se la recomendaría a aquellos usuarios de MacBook/MacBook Pro/PowerBook/iBook que tenían las baterías cuadradas y que no ocupaban tanto sitio en la carcasa. Aquí será menos incómodo prescindir de ella.

Cuidado con los vídeos HD en MKV

El verano es la época perfecta para ver películas y series. Ahora que tenemos más tiempo libre que nunca es el momento de hacerlo. Además, hoy día es muy común descargarlo todo en Alta Definición. No necesitamos de BluRay para ver películas en HD. No hay que ir muy lejos para encontrar la versión en HD de la película que queramos (que por supuesto habremos comprado antes en DVD). Desde trackers de Torrent hasta webs destinadas a ofrecer todo tipo de contenidos en descarga directa.

Por supuesto, reproducir vídeo en HD es una tarea costosa para el procesador, y ya sea 720p o 1080p, la temperatura del procesador aumentará rápidamente. Apple ha sabido hacer las cosas bien en Snow Leopard (o al menos por su parte), y es que QuickTime X permite descodificar vídeos a través de la tarjeta gráfica gracias a la tecnología de Open CL. Por ello, si nos animamos a ver un trailer de la web de Apple en Full HD (los cuales están codificados en H.264), nuestro ordenador (si es relativamente nuevo) ni se enterará.

Sin embargo, si nos aventuramos a abrir un MKV, los ventiladores de nuestro Mac empezarán a coger velocidad sin descanso. Si no usamos auriculares o ponemos alto el volumen de los altavoces, esto puede ser un problema para escuchar bien la película en cuestión. Así que como solución os propongo que busquéis entre varios reproductores, a ver cual hace menos uso de procesador. Todo va en función del vídeo y cómo haya sido codificado éste. Podemos probar entre QuickTime X, Lunettes (VLC con diseño Mac) o Movist.

Apple ya sacó un framework que permitía integrar en las aplicaciones de terceros la descodificación de H.264 a través de la tarjeta gráfica. Por desgracia, muchos vídeos en MKV no van en H.264, así que tendrán que ser los propios desarrolladores de códecs los que activen la descodificación del vídeo a través de la tarjeta gráfica. A pesar de todo, la tecnología nos la sigue dando Apple en Snow Leopard: se trata de Open CL.

No se cómo serán las cosas bajo Windows, y si DirectX es capaz de descodificar a través de la tarjeta gráfica el contenido en MKV. ¿Alguien nos lo podría confirmar?

Usa una base de refrigeración

Si no nos es suficiente con refrescar nuestro MacBook gratuitamente, también podemos comprarnos una base de refrigeración, la cual nos permitirá además tener nuestro MacBook elevado y ligeramente inclinado para escribir más cómodamente. Hay modelos de todo tipo y precios. Aunque personalmente recomiendo dos: Microsoft tiene la Notebook Cooling Base, la cual es bastante económica (20€) y de alta calidad como todos los productos de Microsoft Hardware. Macally también tiene otra base de refrigeración de bambú, la Ecofan Pro, esta vez más ecológica y elegante (29€).

El Futuro de la refrigeración

Después de indagar en este largo artículo sobre los distintos causantes del calor en nuestros ordenadores, pensemos en el futuro. Un futuro donde no haya ventiladores, y por mucho que se caliente nuestro equipo, no tengamos que oírlo. El futuro radica en la refrigeración iónica. En Todo Apple Blog hay un artículo donde hablan a fondo sobre ello, pero nosotros lo vamos a resumir en pocas palabras:

Aún no hay ningun equipo en el mercado que implemente este sistema, pero la empresa Tessera ya está trabajando en prototipos. Por lo que en un futuro esperemos que no muy lejano, tendremos los primeros ordenadores portátiles con refrigeración iónica. La refrigeración iónica consiste básicamente en ionizar las partículas de aire neutras. De esto se encarga un propulsor de aire ionizado elecro-hidrodinámico (EHD).

Este propulsor se encarga de aplicar una corriente a un electrodo, el cual ioniza las partículas de aire impulsadas por un campo eléctrico, transfiriendo un impulso a las partículas de aire neutras. Con esto creamos un flujo de aire frío a través de los componentes internos del ordenador.