¡No te pierdas nuestro contenido!

Resulta mareante la gran cantidad de programas que existen en Mac OS X en torno al reproductor musical por antonomasia, iTunes. Desde organizadores de bibliotecas, reproductores ligeros que hacen uso de la música indexada en iTunes hasta gestores de carátulas y etiquetadores, una colección variopinta de herramientas cuyo objetivo es intentar automatizar el proceso de ordenación y puesta a punto de nuestras gigantescas colecciones de música. He probado muchísimas de estas herramientas, algunas de ellas de pago y la verdad es que no me ha llegado a convencer ninguna. La clave de poder controlar esta ingente cantidad de información está en un mantenimiento diario, desde la creación de la biblioteca, con herramientas que nos dejen un margen de maniobra y no sean completamente automáticas (al menos hasta que funcionen mejor ya que suelen darse duplicaciones y otros errores).

La biblioteca musical de iTunes se genera según los tags (etiquetas) de nuestras canciones. Es habitual encontrarse incoherencias en dichas etiquetas, pues cualquier cambio en la capitalización o acentuación de los títulos o artistas lleva a confusión al programa. Evidentemente, éste no puede predecir los errores del usuario al rellenar los campos de los tags de cada canción. MusicBrainz estandariza el proceso de etiquetado, acudiendo a su base de datos online y recurriendo a complejos algoritmos en los que intervienen conceptos como la huella digital acústica, que se basa en los formato de documentos RDF/XML para dotar a cada canción de su propia identidad y hacerla diferenciable del resto. Los resultados se muestran en función de grados de similitud y permite decidir antes de realizar la etiquetación completa del disco.

Hay varios programas que recurren a MusicBrainz para realizar autoetiquetado. De los que conozco me quedo con MusicBrainz Picard, por ser totalmente gratuito y muy fácil de utilizar. Cuando realizas la importación del directorio donde almacenas tu música, con un simple click en cada disco podrás acceder a la más completa información sobre dicho álbum y a todos sus campos etiquetados según la norma que sigue el servicio online. De esta manera, cuando desees añadir un nuevo álbum a un artista indexado, será etiquetado de la misma manera y al crear a posteriori tu colección con iTunes, se eliminarán incoherencias y será mucho más fácil acceder a tus archivos de audio.

Digamos que se trata de un procesamiento previo a la creación de la biblioteca y que os evitará muchos quebraderos de cabeza innecesarios. Cada canción que añadáis a iTunes, etiquetada anteriormente con MusicBrainz, quedará indexada correctamente en el sitio que le corresponde en la biblioteca. No es un programa perfecto y no dispone de muchas características que si poseen otras alternativas, pero soy bastante partidario de no perder el control de mi colección ante herramientas que pueden hacer un buen estropicio en caso de una incorrecta etiquetación.

Descarga: MusicBrainz Picard