En DigiTimes se hacen eco de un rumor que dice que Apple estaría pensando en sacar su segunda generación del iPad en el cuarto trimestre de este año. En esta ocasión usará pantalla OLED (¿y por qué no AMOLED?) y añadirán dos nuevos modelos al iPad actual de 9,7": Uno de 5,6" y otro de 7".

Según sus fuentes, afirman que Apple ha realizado nuevos pedidos a fábricas de construcción taiwanesas de pantallas de 9,7", 7" y 5,6" para fechas comprendidas entre finales de 2010 y principios de 2011. El modelo actual sería el que menos cambiaría. En esta ocasión la empresa encargada de fabricar las pantallas será Chimei Innolux.

En esta ocasión, Samsung quedará desestimado a la hora de fabricar los paneles OLED, pues están desbordados y no pueden cubrir la demanda. De ahí que el iPhone 4 no llevara pantalla AMOLED. Pero a mi me surge una pregunta: ¿Conseguirán paneles de alta calidad? ¿Acaso puede ser comparable un panel Samsung con uno Chimei Innolux?

En cuanto a la fabricación de los iPad en sí, será Compal el fabricante elegido. Toda una sorpresa teniendo en cuenta que anteriormente era Pegatron el que hacía la electrónica de los dispositivos móviles de Apple junto a Foxconn, que era donde se ensamblaban.

Los modelos de 5,6" y 7" estarían principalmente destinados a la lectura de libros electrónicos, separándolos del modelo de 9,7" que está más enfocado al uso multimedia.

Yo personalmente no me acabo de creer este rumor. Haciendo pantallas de más y más resoluciones lo único que harían sería fragmentar la AppStore, que ya está comenzando a fragmentarse. Pues ahora tenemos aplicaciones para iPhone, iPad y iPhone 4. Si cada vez añadimos más resoluciones a los dispositivos, la fragmentación crece. La única solución que veo factible para un futuro sería integrar la resolución independiente en el iOS, para que no importara la resolución del dispositivo para correr la aplicación.

Sin embargo aún hay factores que imposibilitan esto. Entre ellos está la capacidad de incrustar aplicaciones grandes en una pantalla pequeña, o aplicaciones demasiado exigentes en cuanto a recursos que no cualquier dispositivo pueda ejecutar.

Además, un iPad más pequeño acortaría aún más la brecha existente entre el iPod Touch y el iPad. Quizás veamos una desaparición del iPod Touch tal y como lo conocemos y veamos unos iPad más pequeños que vengan a llenar el hueco que deje el iPod Touch.

Vía: Mac Rumors