El otro día en el artículo sobre Usos del iPad centrado en la Navegación por Internet os contábamos como leer el correo electrónico, las páginas web o tus feeds RSS. Pero en un iPad puedes leer también libros y otros documentos offline.

La aplicación de Apple a tal efecto es iBooks, que puedes descargarla gratuitamente desde la App Store. Es un interesante lector de libros electrónicos donde explorar, comprar y leer tus libros. Los documentos se organizan en la estantería del programa con los libros descargados o comprados en la iBookstore, la tienda de libros de Apple. Ahí puedes buscar las obras por título, autor o género, además de obtener más información sobre cada título, leer las críticas de otros y, en algunos casos, leer fragmentos.

Sostener el iPad para leerlo es como con un libro, pasas las páginas fácilmente y todo lo haces con las manos. La pantalla es de alta resolución retroiluminada por LED, así que en general no molesta a la vista: evidentemente, para leer, es mejor utilizar dispositivos con tinta electrónica, pero la interactividad que te da el iPad no te la da ningún otro terminal. Ajustando el nivel de brillo de la retroiluminación, podrás leer en todo tipo de ambientes, y lo podrás ajustar a la cantidad de luz que desees para leer. Eso sí: si tu objetivo con el iPad es leer muchísimos libros y tienes problemas de vista o te cansa mucho cuando lees en el ordenador, quizá lo mejor es que te plantees si deseas tener el iPad o mejor un lector de tinta electrónica.

Si quieres ampliar tu biblioteca, la aplicación iBooks utiliza ePub, un formato abierto para libros electrónicos, así que puedes descargarte libros con este formato desde otros sitios y aplicaciones y añadirlos a iTunes desde tu Mac o PC, sincronizándose automáticamente con la app iBooks de tu iPad.

El iPad también puede servir para aprender idiomas. Si estás aprendiendo alguna lengua extranjera y no entiendes alguna palabra mientras lees, sólo tienes que mantenerla pulsada para que se busque automáticamente en el diccionario incorporado o en la Wikipedia. iBooks, además, también es compatible con VoiceOver, el lector de pantalla del iPad que puede leer el contenido de cualquier página en voz alta.

Y no te preocupes: la aplicación de lectura de libros guardará el libro por la página en qué lo dejaste la última vez para que no te pierdas. Si lo que te gusta es subrayar partes interesantes de tus libros, puedes utilizar los marcadores para resaltar el texto y consultarlo más tarde.

La otra aplicación estrella para leer libros electrónicos en el iPad es Kindle, que está también disponible en la App Store de forma gratuita. Si dispones de este lector de libros electrónico seguro que ya tendrás distintos libros comprados o descargados, así que los podrás sincronizar automáticamente con tu iPad, incluyendo la sincronización constante de la última página leída, las notas, los marcadores y el texto resaltado. Evidentemente, Kindle también incluye la opción para cambiar el tamaño del texto, cambiar la luminosidad de la pantalla, la animación al cambiar de página, etc.

Finalmente, juntando la navegación por Internet y la lectura, es interesante la opción de Read It Later. Con la versión gratuita podrás guardar los artículos que quieras para leer más tarde, sea desde el navegador (dispositivo) que sea, ya que todo está sincronizado. Sin tener que pagar nada, podrás utilizar la función de lectura offline, utilizar la vista de sólo texto, organizar tus documentos para leer con etiquetas y buscarlos fácilmente, además de la posición en la que dejaste el artículo la última vez que lo abriste, para saber por donde vas leyendo. También tienes disponible la versión de pago, por 3,99€, que te proporciona funcionalidades adicionales, como mandar los enlaces a otras aplicaciones, compartir el texto que estás leyendo, la opción de marcar como leído un artículo automáticamente, etc.

Como ya han dicho algunos, leer en el iPad durante un rato no es nada cansado. Así que si tu intención es aprovechar el iPad para leer además de todo el resto de Usos del iPad que os estamos comentando, puede ser un buen dispositivo para ti. Si lo que quieres es un lector de libros electrónicos para leer horas y horas... quizá lo mejor sea que te decidas por otro terminal.

Galería­ de imágenes