¡No te pierdas nuestro contenido!

Todos sabemos que el iPhone es el teléfono más cool del momento. Con su sistema operativo fácil de usar y su revolucionaria interfaz de usuario, ha conseguido situarse en lo más alto del mercado. Todo ello gracias en parte al apoyo que le han dado los grandes del software para potenciar su uso.

Aunque todo lo que hemos comentado anteriormente es totalmente cierto, también es verdad que Android viene pisando fuerte desde hace tiempo, y aunque cueste reconocerlo, hoy por hoy es un sistema operativo tan bonito como el iPhone OS, muchísimo más completo, igual de rápido y con prácticamente las mismas aplicaciones (a pesar de que en el tema de videojuegos sea bastante flojo).

Así es, que en la siguiente lista os comentamos 10 aspectos en los que la plataforma Android es superior al iPhone.

Android tiene la capacidad de correr varias aplicaciones a la vez

Android es un sistema multitarea desde su versión 1.0. Sin embargo, el iPhone OS va a empezar a ofrecer multitarea en la versión 4.0 (aunque las aplicaciones nativas como iPod y Mail ya funcionaban en segundo plano), y sólo la conseguirán las aplicaciones que a Apple le de la gana. Si bien es cierto que los Android de 1º generación (como mi HTC Magic) se vuelven un poco lentos cuando corres 7 aplicaciones a la vez, Google nos da la opción de que elijamos abrir 1 programa a la vez o 200. Así no nos podemos quejar pues todo queda en nuestra mano. Sin embargo, Apple impone qué aplicaciones se van a correr en segundo plano y cuales no. También es cierto que los terminales de última generación como el HTC Desire (con 512MB de RAM) pueden correr montones de aplicaciones a la vez sin despeinarse.

Con Android puedes ver un montón de información en la pantalla de inicio

Esta es una de las funciones en las que Android aplasta al iPhone en eficiencia para nosotros. El poder ver un montón de información de un vistazo no tiene precio. Yo no quiero tener que abrir las aplicaciones una por una para ver el tiempo, Facebook, etc. Para todo hay un widget en Android, aunque tampoco podemos pasarnos si no queremos ralentizar el teléfono. Hay widgets super útiles como el del tiempo y otros menos que hacen de mini-juegos para perder el tiempo.

El Android Market es mejor que la AppStore

Vale, es cierto que la AppStore tiene más de 180.000 applicaiones y el Android Market "sólo" 50.000, pero la velocidad con la que está creciendo, permitirá alcanzar las cifras de la AppStore en poco tiempo. Además, cantidad no significa calidad, pues en la AppStore hay centenares de aplicaciones chorra que se encuentran repetidas por doquier, cosa menos usual en el Market de Android.

Donde realmente el Market supera a la AppStore es en que éste es libre y cada desarrollador puede subir las aplicaciones que quiera sin ningún tipo de restricciones. Aunque este tipo de funcionamiento puede dar lugar a que haya anomalías e irregularidades, existe la opción de denunciar aplicación; y es aquí donde Google meterá la mano y tomará medidas. El Market se podría considerar como la ciudad sin Ley donde el pueblo manda y Google es el Sherif.

Las notificaciones son mejores en Android

Una de las cosas que el iPhone OS tiene super infravalorada, es la pantalla de inicio, que se limita a mostrarnos la hora y un deslizador para desbloquear el teléfono. Aunque haya aplicaciones en el jailbreak para poner remedio a esta limitación, en Android tenemos de serie un sistema de notificaciones avanzado, donde sin ni siquiera encender el teléfono podremos saber si tenemos correo electrónico, replies de Twitter, llamadas perdidas, etc; todo esto gracias al LED indicador multicolor que traen la mayoría de teléfonos Android.

Además, si desplegamos la persiana superior, veremos más información acerca de las notificaciones, que no dejan de ser iconos indicativos en la barra de notificaciones superior. Si los desarrolladores quieren, también pueden ofrecer información acerca de las notificaciones en la pantalla de desbloqueo, cosa que sólo pueden hacer las aplicaciones nativas del iPhone

Con Android es posible elegir el teléfono que quieras

Una de las ventajas (y a la vez inconvenientes, debido a la fragmentación) que tiene Android es la multitud de terminales entre los que podemos elegir para usar este sistema operativo. Mientras que en el iPhone, sólo podemos usar los 3 teléfonos que Apple ha lanzado en los últimos 3 años, en Android podemos elegir entre más de 50 terminales de diversas marcas.

Podemos elegir entre teléfonos desde lo más básico que nos regalan las operadoras, como el Movistar Ivy; hasta a la créme de la créme de terminales, como el HTC Desire con procesador de 1Ghz y 512MB de RAM.

El problema principal es que como hay muchos terminales con diferente hardware, existe una fragmentación, pues las operadoras no los actualizan. Aunque técnicamente es posible tener el último Android 2.2 en los Android de la primera generación, sólo que tenemos que ingeniárnoslas nosotros y cargarle una ROM modificada.

Con Android no estás ligado a una sola operadora

Aunque esto parece que se va a acabar, pues parece ser que en la siguiente generación va a haber una liberación por parte de las operadoras y se va a acabar la exclusividad (al menos en España).

Pero bien es cierto que hasta ahora, en todos los países ha habido una operadora con la exclusiva de la distribución del iPhone y a excepción de Francia e Italia, era imposible conseguir el terminal libre.

En Android puede instalar las ROM que quieras

Una de las ventajas de Android es que al ser un sistema operativo abierto y con el código fuente público, cualquiera que quiera puede modificar el sistema operativo y permitir que los usuarios lo instalemos en nuestro terminal.

La principal ventaja de esto es que se puede estirar la vida de terminales relativamente antiguos actualizándolos a la última versión de Android. Además, con la opción de rootearlos podemos activar el SWAP, que consiste en usar la tarjeta de memoria como memoria virtual y mejorar muchísimo el rendimiento en teléfonos con poca RAM (como los 192MB de mi Magic).

Puedes cambiar ajustes rápidamente

Aunque con SBSettings en un iPhone jailbrakeado podemos acceder a cambiar los ajustes del Wi-Fi, GPS, 3G, Bluetooth, etc; en Android podemos hacerlo de serie. Además, a golpe de un toque con el dedo, pues son widgets que hacen de interruptores para activar o desactivar las funciones.

Sincronización perfecta en la nube con Google

Siendo un sistema operativo desarrollado por Google, no esperábamos menos. Realmente es espectacular ver cómo lo que hacemos en nuestro terminal queda automáticamente subido en la nube y perfectamente sincronizado: Contactos, Email, Calendario, Fotos, etc.

Aunque en el iPhone, la sincronización con MobileMe también es excepcional, los servicios de Google son gratis, MobileMe cuesta 80 Euros al año.

Con Android tienes más donde elegir donde gastar tu dinero

Al ser posible elegir entre varios terminales y operadoras, las posibilidades son casi infinitas. Podremos elegir entre diferentes tarifas, planes de datos, permanencias y terminales. Una oferta mucho más grande que se ajustará a nuestro bolsillo.

En el iPhone es nuestro bolsillo el que se tiene que adaptar a él. Movistar ofrece una permanencia, planes de datos y tarifas determinadas, y no hay como toserles, puesto que tienen su distribución en exclusiva.

Vía: Gizmodo