iphone vs nexus

Durante estos días no se habla de otra cosa que no sea el Nexus One de Google. Que sí, estamos de acuerdo en que es lo mismo que si lo hubiera hecho HTC (que por cierto lo ha hecho) con uno de sus nombres, igual que ya lo ha hecho con el Magic, el Hero, etc. Le podrían haber puesto el Android OS a un nuevo móvil y ya está. Pero no, detrás lleva una etiqueta en la que pone "Google" y eso nos hace pensar que no estamos ante un HTC más.

Porque si Google pone su nombre a un teléfono será por algo ¿no? y si además lo presentan ellos mismos... será también por algo, ¿no? Pero la pregunta que podemos hacernos es, ¿realmente tiene unas características como para que Apple deba temerle? Mi respuesta es que no, por sus caracterísiticas no, pero eso no es motivo para que no se esmeren en el siguiente iPhone, pues como diremos más adelante hay otras cosas por las que preocuparse, mucho más importantes.

En primer lugar hablemos de las prestaciones, echad un vistazo a la siguiente comparativa:

nexus-one-total-cost

La comparativa incluye también a la Palm Pre y al Motorola Droid como podéis observar. Si investigamos un poco, ¿hay una gran diferencia de prestaciones entre el iPhone 3GS y el Nexus One? Realmente no, nada que no vaya a cubrir la próxima generación de iPhones que se presentará este año.

Lo que sí queda claro en esta comparativa es qué hay que esperar del próximo smartphone de Apple: ejecución multitarea, una mejor cámara, ¿un mejor precio? (esto último creo que no llegará) y por supuesto, alguna otra novedad única que permita al iPhone volver a estar en "la cresta de la ola".

Pero vayamos un poco más allá, ¿os parece? Porque como decíamos hace unos cuantos párrafos, en Cupertino sí tienen motivos para preocuparse. ¿Por qué decimos eso? Porque la marca, el sello Google está presente y aunque eso no se note tanto por fuera, sí se nota por dentro. Nos referimos a la forma en que el teléfono en cuestión integra los servicios de Google como pueden ser Google Maps, Google Voice o Gmail.

Pongamos un ejemplo: si tienes un almacén de frutas al por mayor y a la vez una frutería al por menor, ¿que tienda recibirá los productos de mejor calidad? Sería lógico pensar que sería tu propia frutería, pues tu intención sería hacer que esta creciera para prescindir poco a poco de las demás y sus exigencias.

Traslademos esto a Google, si tiene una serie de servicios gratuitos abiertos a otros móviles como el iPhone (YouTube, Maps, etc) pero a su vez tiene un móvil propio... ¿cuál será el más desarrollado, el más adaptado a esos servicios? Su móvil, por supuesto.

Todo esto viene a que ayer pude ver una serie de vídeos de cómo trabajaba el Nexus One en la página oficial en YouTube, podéis ver allí cómo trabajan tanto Google Voice como Gmail o Google Maps. Os pongo el video de Gmail sólo como ejemplo, para que veáis a qué nos referimos.

Viendo esto está claro que la guerra móvil entre Google y Apple no se peleará en los campos de las características técnicas sino en el terreno de las aplicaciones, quizás la pregunta que habría que plantearse sea: ¿podrá la AppStore vencer a las aplicaciones gratuitas de Google?.

Esa es la pregunta verdaderamente importante. A medida que el Nexus One y el Two y el Three vayan adquiriendo fama Google irá dejando en un segundo plano su interés por implementar y adaptar sus servicios en otros móviles de la competencia. De modo que lo que tiene que hacer Apple a partir de ahora, según mi opinión es:

  • En pimer lugar aprovechar la ventaja de haber llegado primero. Me refiero a volver a colocarse por delante tecnológicamente con unas prestaciones técnicas para el iPhone "Four" mejoradas y superiores a las del Google Phone (el cual por cierto sí soporta Flash y posee un reconocimiento de voz envidiable).

  • En segundo lugar ampliar los servicios de valor añadido y convertirlos en gratuitos, estamos hablando quizás de un MobileMe gratuito y mucho más amplio o de integrar de una forma exquisita servicios que compiten directamente con los de Google. Y centrar las diferencias en servicios en los que Google es claramente peor, como en la reproducción musical.

  • En último término, si la AppStore es un punto fuerte a favor del iPhone en este momento, no hay que dormirse en los laureles, es decir, hay que potenciar ese punto fuerte, con una política más abierta de inclusión de nuevas apps en la tienda para que Android Market no pueda colocarse a su altura. He de reconocer que este punto es quizás el más dificil de conseguir, pues tarde o temprano esos miles de desarrolladores que actualmente están manos a la obra con programas para Android van a seguir engordando la lista de aplicaciones para esa plataforma.

En resumen, ¿es el Nexus One un motivo para que Apple se preocupe? Por todo lo expuesto, yo creo que sí. No me extrañaría nada que, si estos esfuerzos no tienen éxito, en unos años el iPhone pase de ser el móvil universal que todos quieren a convertirse en el móvil para los inconformistas exigentes, como sucede ahora con los switchers que llegan al mundo Mac. ¿Vosotros qué pensáis?