¡No te pierdas nuestro contenido!

k33457us-20251

Tras muchas quejas por parte de los usuarios, que después de haber actualizado su iPhone a la versión 3.1 habían notado una gran disminución de la duración de la batería, Apple parece que va a tomar medidas para intentar saber de donde viene el problema e intentar solucionarlo a través de la información proporcionada por los usuarios.

Una serie de 11 preguntas sobre la experiencia de usuario y hábitos de uso (bluetooth, WiFi, notificaciones push...) han sido enviadas a los clientes con problemas con la intención de identificar donde reside el problema.

Una de las preguntas, un tanto extraña es la siguiente:

Cuando notas una bajada en la batería, ¿es una bajada real o podría ser un problema con el icono indicador de batería?

A simple vista parece algo difícil de suponer para el usuario medio, quizás por eso también han incluido como adjunto en el email una aplicación sin firmar cuya utilidad es guardar la información de la vida de la batería, sincronizarla con iTunes y posteriormente enviarla a Apple.

Vía: AppleInsider